Sabores de Japón que deleitan a paladares exquisitos

0

El Onomura Nigiri Room es el único en su tipo en la Ciudad de México y sobresale por su atención y excelente comida

Alexis Beard

La historia del sushi comenzó con Paddy Fields en Asia, donde el pescado fue fermentado con vinagre de arroz, sal y arroz. Hoy el plato se conoce como narezushi y se introdujo en Japón alrededor del período Yayoi. En el Muromachi, la gente comenzó a comer tanto el arroz, como el pescado.

Posteriormente, cientos de años después abrió en la Ciudad de México un restaurante que recrea, nos sumerge y nos enamora de esta exquisita cocina: Onomura Nigiri Room.

Onomura Nigiri Room

Único en la Ciudad de México, este Nigiri Bar combina un diseño moderno y contemporáneo, con típicos toques japoneses y una larga barra donde podemos observar a los chefs de sushi creando sus obras culinarias. Tonos de madera clara y obscura complementan este mágico espacio, con su hermosa terraza y un ambiente inigualable.

También encontramos las especialidades más representativas de Japón, como: los Nigiri, Sashimi, Donburi y Ishiyaki elaborados con pescado del día de la más alta calidad y preparados por expertos que logran crear en cada platillo un deleite para los sentidos.

Onomura quiere decir lugar de encuentro y la filosofía de compartir un espacio y gozar de la gastronomía junto con nuestros seres queridos es el hilo conductor que ha asegurado el éxito de este exquisito restaurante. Además de la excelente selección gastronómica de su menú, en Onomura Nigiri Bar me deleité en el perfecto servicio y atenciones de su maravilloso personal.

Los mejores platillos

Esta joya gastronómica nos deleita en auténticos platillos, creados con frescos ingredientes por talentosos chefs, provenientes de restaurantes como Nobu y Makoto. Durante mi experiencia en este bello restaurante gocé de deliciosos y originales platillos como nigiris de atún toro con foie gras, nigiris de salmón con trufa negra, rollos de delicada carne wagyu, degustaciones de frescos sashimis, shishito peppers y diversos manjares.

Las creaciones de sus chefs son únicas. El nigiri de hongo enoki con trufa fresca nos transporta a mundos de placer, mientras que el nigiri de chocolate y foie gras es una mezcla impresionante de sabores y sensaciones.

Finalmente, tal ha sido el éxito de este maravilloso restaurante que sus sabores se extenderán a Interlomas, donde pronto nos encontraremos con otro Onomura Nigiri Bar, el cual, sin duda, nos guiará con sus sabores en un homenaje culinario a la gastronomía de Japón.