Con confusión y sin respetar distancia inician mexicanos nueva normalidad

0

El manejo del semáforo rojo en los estados provocó confusión ya que muchos comercios no esenciales reabrieron y ciudadanía regreso a las calles

En la práctica, los gobiernos de los estados implementaron el semáforo, de acuerdo con los problemas que tienen debido a la pandemia. Desde Aguascalientes hasta Zacatecas, cada entidad determinó sus requerimientos, se buscó el respeto al distanciamiento social, aunque sin éxito en muchos casos.

En Aguascalientes volvieron a la nueva normalidad las industrias de la construcción, automotriz, vestido y calzado; es decir, cerca de 600 mil empleados. En Baja California, también se abrieron las actividades esenciales con especial atención en Tijuana. Mientras tanto, en Baja California Sur se determinó que las medidas de distanciamiento social se mantienen al menos hasta el 15 de junio y en Campeche, las autoridades locales solicitan que el semáforo rojo se aplique a Pemex.

En Chihuahua y Guanajuato implementaran su propio Plan de Reactivación, de acuerdo con sus características. Ciudad de México y el Estado de México permanecerán en semáforo rojo por lo menos hasta el 15 de junio. En Colima se prevé que los próximos días reinicien las medidas de contención y control que serán más drásticas. Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Durango y Jalisco aplicarán una estrategia para la reapertura gradual de la economía.

Guerrero sólo regresará a la actividad productiva el sector minero y el de la construcción, mientras que hasta el 15 de junio se mantendrán las medidas sanitarias. Hidalgo continuarán las medidas de distanciamiento social y suspensión de clases presenciales; solo podrán mantenerse las actividades esenciales.