The River House, lujo rústico

0

The River House es la propiedad sublime que redefine el diseño del mundo rústico, el lujo y un hogar inteligente

Nayeli Hernández

Diseñada en un terreno boscoso de Avándaro, Valle de Bravo, en el Estado de México, The River House cuenta con mil 200 m de construcción con dos volúmenes -social y privado-, los cuales se dividen a través de un río artificial, creado a partir de uno natural de agua cristalina que bordea prácticamente todo el terreno.

Inspirados en el cliente, la naturaleza que rodea la propiedad y la gran artesanía mexicana, se creó un diseño interior único de elegancia rústica. Su acabado fino y mezcla de materiales que imitan la naturaleza circundante permiten disfrutar cada detalle.

La gran puerta de entrada, diseñada especialmente para este proyecto, invita a ingresar, al hacerlo, un alebrije de toro en tamaño natural, realizado por los grandes artesanos oaxaqueños Jacobo y María Ángeles, recibe a cada invitado.

Vistas desde el momento que uno se acerca a la casa, se encuentran dos de las piezas más importantes de este proyecto, las cuales influyen no sólo en la parte arquitectónica sino también en los interiores, se trata de dos candelabros de herradura de bronce, uno cuelga a 9.5 metros recorriendo todos los niveles del volumen privado, mientras que el otro mide 7 metros y se encuentra en el área social de la casa.

Una casa cálida e inteligente

River House es una casa inteligente, por lo que la iluminación, sonido y sistemas de seguridad están automatizados. La tecnología de punta también se aprecia en la sala multimedia equipada con un sillón de ocho plazas alrededor de otra chimenea/ mesa de piedra y acero.

En la sala contigua, tras puertas de cristal para mantener la temperatura ideal, se encuentra la cava hecha en piedra natural y paneles de madera tratada en acabado negro.

Cuenta con una cava subterránea que puede albergar hasta 400 vinos, sala multimedia con bar integrado, spa con todos los aditamentos necesarios -sauna, hamman y salas para masajes-, cocina interior y cocina exterior montada en la terraza principal, con horno artesanal de piedra, grill Viking, plancha para Teppanyaki, juego de fuegos de alta presión y parrilla argentina; sin olvidar la zona privada con cinco recámaras, cada una con baño y balcón privado con vista al río.

Convivir en familia

Además, a un costado de la cocina exterior se encuentra una mesa para 14 comensales, mesa de juego, sala y alberca semi techada con vista al río y a los espectaculares árboles que rodean la propiedad, un espacio diseñado totalmente para convivir con familiares y amigos, rodeados de la naturaleza.

Finalmente, su fachada utiliza piedra de revestimiento con piezas de cuarzo y teja esmaltada negra en el techo, madera de álamo en cancelería y barandales. Su estructura de acero permite espacios amplios, techos de doble altura sin columnas y grandes ventanales.