Tu espacio en el lugar que siempre soñaste

0

Preguntas básicas para realizar un cambio trascendental: ¿Qué ambiente quieres producir? ¿Qué mensaje quieres mandar? ¿Qué historia quieres contar?

André Jacques Bodin

Cuando empiezo mis proyectos de interiorismo en casa u oficinas las preguntas básicas para realizar un cambio trascendental son: ¿Qué ambiente quieres producir? ¿Qué mensaje quieres mandar? ¿Qué se verá́ primero? ¿Qué historia quieres contar? Los espacios impactantes nacen de los creativos que asumen su estilo, reconocen el espacio y se comprometen a mandar un mensaje consistente.

En resumen, tienes que ponerte en la piel de un director de teatro, definir la decoración e imaginar cómo se vive el espacio.

Es importante aceptar que tienes un poder de creación infinito para armar el espectáculo que desees. Saber despegarte de todos los elementos que no pertenecen a tu ambiente y conseguir lo que falta. Si optas por un estilo debes ser fiel a éste y seguir sus reglas.

Con esto en mente, hay varias fórmulas y secretos para crear ambientes de alto impacto, ¡conoce los más importantes!

Escoge un estilo

Ten confianza en tus gustos y déjate guiar por los expertos. Si vas a escoger un estilo, adóptalo totalmente con sus códigos y asume las consecuencias. El estilo puede delimitarse a cada uno de los espacios, ya que suele ser subjetivo y personal, aunque hay espacios de uso común y, no suene muy democrático, no des gusto a todos. No asumir un estilo definido puede generar áreas tibias y sin personalidad.

Para crear un espacio que transmita emociones, es necesario contar una historia, ya sea tranquila o llena de drama. Un consejo muy difícil de seguir pero esencial es liberarte de las cosas que no pertenecen al estilo de tu proyecto; especialmente los objetos que tienen una carga emocional (antiguos muebles familiares). En cambio, dedícate a encontrar esos objetos que hablan el mismo idioma.

Lo imperfecto es perfecto

La simetría es una de las reglas sagradas en diseño. Un efecto impactante se alcanza con patrones repetitivos. Dos o más elementos idénticos generan un diálogo que tranquiliza tu mente; experimenta poner dos vajillas iguales, dos esculturas o trípticos de pinturas. Todos estos elementos funcionan bien cuando se repiten.

El caso extremo son las colecciones, una acumulación de elementos iguales, la misma cosa repetida infinidad de veces puede dar un efecto muy interesante, que bien realizado se siente como un solo elemento. Es muy difícil equivocarse con la simetría; sin embargo, una simetría perfecta puede ser angustiante, de lo contrario, la simetría imperfecta puede resultar ideal. Romperla con un elemento disruptivo le da un toque interesante e inesperado al ambiente.

El centro de atención

De manera natural la atención se atrae hacia un lugar especial de la casa. De manera personal siempre busco esta referencia en cada proyecto. El remate visual es el punto que resalta en tu interior, el punto al cual el ojo va a dirigirse por el contexto, es el resultado de simetrías, repeticiones, perspectivas o hasta energías. En este lugar se tiene que ubicar un objeto muy especial con buena iluminación.

Por ejemplo, el centro de la simetría siempre es el centro de atención, en las salas suele ubicarse la chimenea, como su nombre lo indica es el hogar y simboliza a la familia, la fuente de energía, calor y fuego. Elige el mensaje principal que quieres dar, aprovecha los espacios que tienes y colócalo en escena.

Iluminación

Puedes encontrar ambientes únicos con la luz, imagina un vestíbulo con una luz muy tenue, para el espectáculo que está por verse después. La luz crea atmósferas que nos ayudan a contar historias, hacer secuencias y dar valor a cada espacio. Se pueden crear gradientes de iluminación; la sala va con luz baja, el comedor luz media y la cocina con luz alta.

El objetivo es multiplicar las luces puntuales y tener una luz general atenuable. Buscar una luz de ambiente significa que no se debe iluminar todo. Debemos elegir qué queremos resaltar, ya sean nichos, cuadros, muebles o espacios, es tanto la luz como la sombra.

En cuanto a la luz natural, es preferible tener dormitorios y cocinas al este para despertar y disfrutar de un desayuno con la luz de la mañana. Mientras que salas y comedores mirando al oeste nos permiten disfrutar en ellos la luz del atardecer.

Contraste

Tal como una receta lleva ingredientes, sabores y medidas, un interior lleva texturas, contrastes y proporciones. El contraste se puede lograr de varias maneras: con materiales, texturas, colores, temperaturas e incluso con épocas. La manera en que las proporciones funcionan varía con su naturaleza. En colores, por ejemplo, siempre debemos elegir una base con una proporción del 80/20 con un color de acento, de manera que funcionen tan armónicamente como la escritura en un papel.

Hablando de estilos y épocas las proporciones actúan de una manera similar. Combinar un estilo clásico con una obra de arte contemporánea, o un estilo minimalista con una pieza de antigüedad, funciona de maravilla. El contraste hace que los elementos resalten de manera excepcional cuando se utilizan las proporciones adecuadas.

André Jacques Bodin

* Fundador y CEO de Bodin Bodin Arquitectos especializado en espacios culturales y soluciones no convencionales. Estudió arquitectura, diseño urbano y MArch en Francia en la École Spéciale d ́Architecture y MSAUD en Estados Unidos en Columbia University. Trabajó con el prestigioso Pritzker Prize, Christian de Portzamparc en París.