Ver ediciones digitales
Comparte
Compartir

Management

Impulsa tu negocio con la telefonía móvil

Por: Colaborador 29 Mar 2012

telefonía móvil, empresas ,pymes, negocios, flexibilidad, dispositivos móviles, disnamismo empresarial, estrategias de comunicación, Blackberry, iPhone,

Al contar con la conectividad, las empresas pueden apostar por estrategias más intensivas de comunicación entre su personal y con los consumidores


Impulsa tu negocio con la telefonía móvil
PUBLICIDAD

telefonía móvil, empresas ,pymes, negocios, flexibilidad, dispositivos móviles, disnamismo empresarial, estrategias de comunicación, Blackberry, iPhone,

Al contar con la conectividad, las empresas pueden apostar por estrategias más intensivas de comunicación entre su personal y con los consumidores

telefonía móvil, empresas ,pymes, negocios, flexibilidad, dispositivos móviles, disnamismo empresarial, estrategias de comunicación, Blackberry, iPhone,

Al contar con la conectividad, las empresas pueden apostar por estrategias más intensivas de comunicación entre su personal y con los consumidores

HUMBERTO NIÑO DE HARO

El arribo de cada vez más sofisticados dispositivos móviles al mercado mexicano impulsa el dinamismo de las empresas, no sólo en el terreno de la comunicación sino en el campo de las ventas y el servicio a clientes.

Ahí, la telefonía móvil juega un papel fundamental. Al contar con la conectividad en los equipos, las empresas pueden apostar por estrategias más intensivas de comunicación entre su personal y con los consumidores, coincidieron expertos en telecomunicaciones y tecnología.

Hasta hace unos años, las compañías consideraban a los teléfonos inteligentes, y recientemente a las tablets, como instrumentos dedicados al entretenimiento y de distracción para sus empleados.

“Con excepción de los teléfonos Blackberry, que siempre han sido vistos como herramientas de trabajo, el resto de los smartphones significaban una pérdida de tiempo para los trabajadores por el acceso al chat, redes sociales y la descarga de música”, señala Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Sin embargo, el especialista en investigación de mercados observa que en las compañías ya hay un “cambio de actitud”. Se dieron cuenta, dice, que pueden ganar en productividad y eficiencia, aunque deben tomar ciertos controles por cuestiones de seguridad en el manejo de la información.

Hasta el cierre de 2011, en México había poco más de 100 millones de líneas de telefonía móvil, y de éstas en 14 millones se utilizan smartphones. De acuerdo con The CIU, para 2015, siete de cada diez usuarios de telefonía móvil tendrán un teléfono inteligente, pues en los últimos tres años la penetración de estos móviles se triplicó y llegará a 23% este año.

Este crecimiento se explica a partir de una mayor oferta en planes de pospago y de que las compañías de telefonía tienden a “subsidiar” el precio de los equipos en la contratación del servicio a cierto plazo. De este modo, los usuarios se benefician al tener un modelo reciente y de acceder a internet en sus dispositivos.

Porque en el último lustro, el esquema de prepago ha ganado terreno. Pasó de sólo 3% en 2008 a 37% en 2011, y el reto de las compañías de telefonía celular está en colocar la venta de los equipos con un plan de datos incluido, puesto que 96% de los usuarios de un smartphone accede a internet en conexiones WiFi, según el estudio “Mercado de Smartphones, México 2011” de The Competitive Intelligence Unit.

En la línea de producción

Para Apple, no hay una sola industria que no se beneficie de la movilidad. En manufactura, por ejemplo, es cada vez más frecuente que los supervisores de piso controlen la línea de producción con apoyo de algún dispositivo móvil, que les permite generar reportes en caso de algún fallo o detectar desperdicios al instante.

En retail la adopción es más evidente. El control de inventarios, rutas de venta, administración de personal y otras tareas se realizan a través de alguna tablet. Es el caso de la firma Peñafiel que da cuenta en tiempo real de sus mil 300 rutas de reparto en todo el país en contacto directo con pequeñas tiendas y misceláneas.

Pero también los servicios financieros, minería, hospitales, universidades, y un largo etcétera, adoptan la movilidad como una estrategia para el ahorro de costos. Así como sucedió con las computadoras portátiles que en muchas oficinas remplazaron a las de escritorio, los dispositivos móviles (tablets) son ahora un instrumento más de trabajo.

Pero no hay una política clara entre las empresas para la inversión en estos equipos. En algunas compañías se presenta el fenómeno Bring Your Own Device (BYOD), que es cuando los trabajadores utilizan sus propios dispositivos móviles para el trabajo, dando un uso indistinto del personal al laboral.

Esta situación es bien aprovechada por las empresas en el momento que ofrecen a sus trabajadores la cobertura de cierto gasto en un plan de datos, aunque queda abierta la posibilidad de que se pueda comprar más tiempo aire si el empleado desea dar un uso personal al equipo, dice Ernesto Piedras.

Comenta además que ahí se abre otra oportunidad de ahorro dentro de las empresas. “Algunas firmas promueven que ciertas actividades laborales puedan hacerse desde casa, proveen el equipo de trabajo para el home office y ambas partes ganan”.

Entre los retos para acelerar la adopción de equipos está la flexibilidad que las compañías telefónicas puedan ofrecer en la contratación de planes corporativos. Iusacell promueve ya esquemas controlados para pequeñas y medianas empresas en donde garantiza ahorros de hasta 30% en la facturación de planes de pospago, o la posibilidad de diseñar un “combo” a la medida a partir de su oferta de planes.

Telcel, por su parte, cuenta con un servicio de red privada para empresas que permite llamadas sin costo entre los celulares integrantes de la red y Movistar ofrece la modalidad de red privada en pospago. En tanto, Nextel contempla una amplia variedad de planes corporativos.

Una de las características del mercado mexicano es la frecuente actualización de modelo que los usuarios hacen con sus equipos. En la década pasada, el tiempo de remplazo alcanzaba los 2 años en promedio, hoy día es de 18 meses y entre mayor es el poder adquisitivo el plazo se recorta.

Por todo esto resulta que entre ejecutivos de empresa se considere una descortesía cuando a un correo electrónico o requerimiento de un cliente se tarde más de dos horas en dar respuesta. Suena a un exceso, pero la falta de movilidad de los trabajadores ya no es un pretexto.

Sabías que…

Más de 56 millones de líneas móviles pertenecen a usuarios con conectividad limitada. Representan un gasto promedio de 83 pesos mensuales, prácticamente en modalidad de prepago. Este tipo de consumidores adquieren el equipo por separado al plan de tiempo aire y datos.

De este tipo de usuarios, sólo 2% cuenta con un smartphone. Este segmento mantiene el uso más intensivo de SMS, con 60% de su consumo. Y aquí está el mayor mercado potencial para que los operadores de telefonía puedan ofrecer ofertas y planes a bajo costo.

En Twitter: @ninodeharo