Ver ediciones digitales
Comparte
Compartir

Management

Trabajo y familia vs el liderazgo

Por: Colaborador 30 Mar 2012

liderazgo, management, trabajo, familia, relaciones interpersonales, siglo XXI, modelo tradicional, empleo, estrés

El balance en las relaciones interpersonales en el hogar y en la oficina es un tema serio del siglo XXI; la realidad no concuerda con el modelo tradicional vida-trabajo


Trabajo y familia vs el liderazgo
PUBLICIDAD

liderazgo, management, trabajo, familia, relaciones interpersonales, siglo XXI, modelo tradicional, empleo, estrés

El balance en las relaciones interpersonales en el hogar y en la oficina es un tema serio del siglo XXI; la realidad no concuerda con el modelo tradicional vida-trabajo

liderazgo, management, trabajo, familia, relaciones interpersonales, siglo XXI, modelo tradicional, empleo, estrés

El balance en las relaciones interpersonales en el hogar y en la oficina es un tema serio del siglo XXI; la realidad no concuerda con el modelo tradicional vida-trabajo

KELLY SERVICES

El balance entre la relación trabajo-familia continúa ocupando el escenario central por una buena razón. El 90% de las madres y el 95% de los padres estadounidenses reportan un conflicto entre el trabajo-familia, según el artículo “The Three Faces of Work-Family Conflict”. En México el escenario no es muy diferente.

La autora Lisa Petrilli en su artículo para las estrategias del nivel C, “Leadership in the age of Work-Familiy Conflict” (Agosto 2011), confrontaron el tema de la “vida tradicional” y las realidades que existen hoy en día en el ambiente de los negocios. La reciente recesión sólo ha servido para empeorar estos conflictos, algunas veces a niveles peligrosos.

Trabajo-Vida la mayoría de las veces está fuera del balance

El balance entre el trabajo vs. la vida familiar se ha convertido en un serio tema en el siglo XXI. Los problemas en esta relación han crecido en el área laboral por lo menos desde 1970 pero algunos empleados aparentemente se empezaron a preocupar hasta el 2000.

Existen algunas razones válidas para el actual desequilibrio. El entender la causalidad de los problemas existentes ayuda a la Dirección a que encuentre soluciones. Los negocios familiares son particularmente susceptibles a estos conflictos ya que el trabajo y la familia suelen terminar perdiendo claridad más allá del reconocimiento. A pesar de que las razones sustanciales detrás de estos conflictos, permanecen.

  • Firmemente establecido en los años 60´s, el modelo del trabajo de estaba basado en la existencia de la “familia nuclear” con dos padres casados, estables y hogareños; muchas de estas familias contaban con mamás dedicadas al hogar.

  • El modelo ha girado 180 grados con muchos niños con 2 padres hogareños viviendo no con uno sino con dos modelos de roles laborales.

  • De los ejecutivos superiores a los empleados por jornada, todos están trabajando muchas más horas que en décadas previas.

  • Debido a la mentalidad y tecnología de los directivos, muchos perciben a los empleados como disponibles en horarios tipo 24/7.

La realidad actual no concuerda con el modelo tradicional del trabajo-vida. La incertidumbre en la seguridad laboral, aumentando la expectativa de la hora laboral de los empleados y las demandas de los éxitos en una economía global bajo el estrés, ha creado un desequilibrio perjudicial en esta delicada ecuación humana.

El generador del conflicto agregado del nepotismo en el área laboral durante este difícil ambiente económico con trabajos de primer nivel, han nublado mucho más el balance entre el trabajo-familia. Un negocio familiar casi siempre hace que esta condición sea todavía más frustrante.

Los conflictos entre el Trabajo-Familia que no parecen desaparecer

La precipitación de la destructiva recesión, indica que los conflictos del desequilibrio entre el trabajo-familia continuarán en un futuro. Los líderes del negocio se enfrentan a muchos retos que el promedio del trabajador.

El gerente de alto nivel debe lidiar con una continua economía baja, escalando costo- beneficio (particularmente programas del cuidado de la salud) y una escasez de la expansión de un nuevo negocio así como oportunidades del crecimiento de ingresos. Lidiar con conflictos graves en el hogar, representa un obstáculo psicológico mayor para un liderazgo efectivo.

Los líderes efectivos también comprenden que deben tratar de mejorar el balance entre el trabajo-familia para sus empleados y de esta forma los mantendrán desempeñándose a un alto nivel. Esta consideración obliga a los líderes a separar firmemente sus propios conflictos entre trabajo-familia cuando entran a sus oficinas.

El reporte 2011 Work+Life Fit Reality Check indica que mientras la flexibilidad entre el trabajo-vida no mejoró durante la recesión, tampoco perdió su popularidad y atestiguó una utilidad creciente en el área laboral. Una segunda pieza de las “buenas noticias” limitadas, revelan que las ecuaciones entre el trabajo-vida son finalmente de género neutro, con hombres y mujeres ganando la misma atención de los empleados preocupados por crear un balance propio.

En el lado negativo, el 70% de los empleados activos se refieren a su trabajo como una “fuente significativa de estrés”. Esta mentalidad sirve para mejorar el desequilibrio entre el trabajo-familia. Los líderes deben entender esta realidad y ser sensibles a las preocupaciones de sus trabajadores.

Mientras se desarrollan las estrategias de la marca, marketing, finanzas y operaciones, los líderes del nivel C deben también darse cuenta que los empleados trabajan más horas que en otros países desarrollados, incluyendo a Japón, conocido por el compromiso y orgullo del trabajador. Los Estados Unidos también tienen unas leyes y regulaciones escasas para apoyar a las familias trabajadoras. Por ejemplo, Estados Unidos es el único país que carece de regulaciones para el pago de la maternidad ya que se encuentra entre el top 30 de las economías desarrolladas industrializadas en el mundo.

Aunque sepa manejar un negocio familiar, uno por comenzar o un corporativo mayor, como líder debe aceptar el ambiente conflictivo actual del trabajo-vida y el compromiso a minimizar la destrucción para usted y su fuerza de trabajo. ¿Retador? Si. ¿Imposible? No.

Así como los coaches de fútbol y basketball substituyen a los jugadores libremente para mantenerlos frescos y vibrantes, los líderes deben ofrecer la mayor flexibilidad del balance entre el trabajo-vida tanto como sea posible a sus empleados. Los trabajadores apreciarán la preocupación de la gerencia para su balance del trabajo-familia y con suerte retendrá su entusiasmo por sus empleos y sus patrones.

Los ejecutivos deben también mantenerse frescos y con energía para ser unos líderes efectivos. Los ejecutivos superiores que sobretrabajan notarán que sus propios niveles de desempeño estarán a prueba por la deficiencia de su energía y creatividad. Cuando lo combinan con sus propios conflictos entre el trabajo-familia, permitiendo que la molestia y poca energía continúe, éstos pueden hacer costosos los errores de juicio en el liderazgo.

La satisfacción del trabajo se considera en un alto rango en la “lista de deseos” de los ejecutivos y los trabajadores por igual. Así como los líderes se concentran en incrementar los ingresos y expandir el negocio, también deben darse cuenta de que la ecuación entre el trabajo-vida está fuera de balance y debe ser igualado. Los ejecutivos superiores deben empezar balanceando su ecuación personal y escalonando su influencia a sus empleados para mejorar la satisfacción y desempeño de su trabajo.