Grupo Mundo Ejecutivo Suscríbete a nuestro Newsletter
Compartir
México   Tasa de interés objetivo: 4.25%  TIIE 28 días: 4.4940%  Cetes 28 días: 4.23%  Tipo de cambio Fix (MXN-USD): 19.3700  Inflación: 3.33%  UDI: 6.599904,  Reservas Internacionales: 195mil M USD  Aprobación AMLO (Mitofsky/El Economista): 56.6% (Var. 2020 -3.2%)  |  Capitales |   IPC - México: 43,874 (Var. 12 meses: -2.7%)  IBOVESPA - Brasil: 118,024 (Var. 12 meses: 3.2%)  IPSA - Chile: 4,211 (Var. 12 meses: -11.1%)  Dow Jones EEUU: 30,179 (Var. 12 meses: 6.9%)  NASDAQ EEUU: 12,756 (Var. 12 meses: 44.5%)  S&P500 - EEUU: 3,709 (Var. 12 meses: 16.2%)  TSE300 - Canadá: 17,535 (Var. 12 meses: 3.0%)  Eurostoxxx50 - Europa: 3,546 (Var. 12 meses: -5.2%)  CAC 40 - Francia: 5,528 (Var. 12 meses: -7.2%)  DAX - Alemania: 13,631 (Var. 12 meses: 3.1%)  FT100 - UK: 6,529 (Var. 12 meses: -13.4%)  Hang Seng – HK: 26,499 (Var. 12 meses: -4.9%)  Shenzen – China: 5,000 (Var. 12 meses: 24.5%)  Nikkei225 – Japón: 26,763 (Var. 12 meses: 12.4%)  |  Divisas |   MXN: 19.37 (Var. 12 meses: -4.9%)  CAD: 1.28 (Var. 12 meses: 2.6%)  GBP: 0.7407 (Var. 12 meses: 3.4%)  EUR: 0.063 (Var. 12 meses: 10.3%)  JPY: 103.30 (Mar. 12 meses: 6.1%)  BRL: 5.08 (Var. 12 meses: -20.0%)  |  Commodities |   Oro (Londres): 1,872 (Var. 12 meses: 26.6%)  Plata (Londres): 2,574 (Var. 12 meses: 50.9%)  Petróleo (Brent): 52.4 (Var. 12 meses: -20.9%)  Petróleo (WTI): 49.1 (Var. 12 meses: -19.4%)

Management

¿Sufres de incompetencia directiva?

Por: 23 Mar 2015

Existen 10 claves para saber si estás ejerciendo el liderazgo eficazmente. Revisa cómo andas


¿Sufres de incompetencia directiva?
PUBLICIDAD

Existen 10 claves para saber si estás ejerciendo el liderazgo eficazmente. Revisa cómo andas
DIANA FLORES VÁZQUEZ*
Responsabilizarse de una acción nunca es fácil, a pesar de ello, hace setenta años el proceso de dirección de personal era mucho más sencillo que la elección de la corbata del día para los ejecutivos de aquel entonces. La labor del empresario consistía básicamente en dar órdenes en torno a una relación con los empleados más bien fría. En las empresas de hoy este estilo de liderazgo ha quedado obsoleto y la función de director es más compleja que tan sólo ejercer el poder y la manipulación para encausar a los trabajadores, lo cual sólo funciona a corto plazo y genera consecuencias serias en la consecución de los objetivos de la empresa.
Los estudios de liderazgo han logrado llegar a ciertas coincidencias en los errores y desaciertos a la hora de dirigir. Tanto si estás al frente de una empresa de gran magnitud o si tan sólo eres líder de un pequeño equipo, tienes una gran responsabilidad con las personas que están a tu mando. A continuación te compartimos 10 claves que te permitirán evaluar y mejorar tu potencial directivo:

  1. Llegas tarde o después que tus empleados. Al ser un ejemplo para los demás lo correcto es llegar puntual. Erich Fromm, un destacado psicólogo y filósofo humanista, propuso que los mejores líderes quieren influir por medio del aprecio, la razón y el ejemplo. Asimismo, es un compromiso que tienes con la empresa, como cualquier trabajador, ya que generalmente los directivos se encuentran dentro de un poder jerárquico y rinden cuentas a otros mandos y así sucesivamente. Recuerda que el líder sabe dar órdenes porque sabe obedecerlas.
  2. Tienes desfases entre tus actividades personales y laborales. Las personas que son buenos líderes saben conducirse como si fueran sus propios jefes. Esto quiere decir dar las órdenes para que sean ejecutadas, antes que nadie, por ti mismo, lo cual aplica en todos los puntos, pero en este caso es recomendable que realices una agenda de trabajo que te permita alcanzar los objetivos de la empresa y los tuyos. Fija tus prioridades con relación a tareas urgentes, importantes, no importantes y no urgentes.
  3. Te estresas o enojas fácilmente. Reconocer y controlar las propias emociones es imprescindible antes que los arranques de cólera o ira tergiversen las metas propuestas. Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, creía profundamente que el ser humano puede dominar las pasiones por medio del intelecto. Por ello, dominar una situación complicada requiere un aprendizaje. Lo más aconsejable es que en ese momento no discutas y mantengas tu cabeza fría. Piensa que para dominar, primero hay que saber dominarse.
  4. Tus subordinados no alcanzan las metas planeadas. Tu objetivo es que tu equipo de trabajo cumpla con las metas propuestas. Esto es más fácil si primero tratas de comprender sus necesidades. Los buenos líderes se caracterizan por apreciar sinceramente a sus seguidores; a su vez, la lealtad de los seguidores al líder va en función directa de su actitud hacia ellos.
  5. Quieres hacer todo tú mismo. Si no delegas tareas de gran responsabilidad porque temes que tus subordinados no hagan bien las cosas, es un indicador de que no confías en ellos. La razón de este tipo de situaciones, generalmente, no va ligada a la ineficacia de los trabajadores; más bien es sinónimo de que no estás guiándolos correctamente ni proveyéndolos de información adecuada para que puedan asumir parte de la tarea y la responsabilidad. Un buen líder sabe delegar responsabilidades y hace brillar a sus seguidores.
  6. Tienes desconocimiento de las normas jurídicas de la empresa. Si alguno de tus subordinados está infringiendo la normativa es porque desconoce la misma. Recuerda que tú eres el responsable de lo que hagan tus empleados. Realiza reuniones de trabajo en donde se toquen estos temas y se resuelvan las dudas de los subalternos.
  7. No ayudas a tus subordinados a crecer. La constante preparación beneficia tanto al trabajador como a la empresa. En cuestión de costos finales, conviene más preparar a algún empleado que carece de alguna competencia acorde al puesto que despedirlo o conseguir a otro trabajador, considerando que tu subordinado sí posee otras habilidades y talentos útiles a la empresa.
  8. Existe el mobbing en tu área. ¿Tienes uno o varios empleados que amenazan la estabilidad emocional de los otros? Procura tratarlo como si tú estuvieses en su lugar. Recuerda que los líderes pueden ser exigentes pero no son personas sin escrúpulos, preocúpate sinceramente por tus empleados. Si un jefe es el que está ejerciendo el mobbing hacia sus subordinados, sobra decir que además de incorrecto es ilegal. En nuestro país, en la actualidad se considera una forma de acoso laboral que se puede demandar, lo cual además de que perjudica la reputación profesional de la persona al mando, representa una gran amenaza para el equilibrio de la empresa.
  9. No hay una misión clara o nadie se involucra en ella. Una de las tareas más importantes de un líder es forjar un objetivo común. Los buenos líderes son los que además de tener un rumbo a seguir, saben compartir la meta y hacen que los demás se sientan inspirados por ésta. La tarea del líder es hacer que los empleados se pongan la camiseta y sientan aprecio por ser parte de la organización, lo cual además los motiva a trabajar.
  10. No estás abierto a la crítica. Finalmente, para medir la eficacia en la gestión de la dirección de personal se sugiere saber la opinión que de ti como jefe tienen las demás personas. Vicky Burt, una estudiosa del liderazgo, aconseja realizar pruebas de evaluación. En este punto, es recomendable que estés abierto a las opiniones de tus compañeros de trabajo y subordinados. Con esto podrás conocerte mejor a ti mismo, aprovechar tanto tus puntos débiles como fuertes con el fin de desarrollar más y mejorar tu capacidad para desempeñar un cargo directivo.

*Comunicóloga e investigadora en Medios, Marketing Digital y Negocios.
Twitter: @Di_fvazquez

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?