¿Y tú qué personalidad tienes en tu trabajo?

1

¿En cuál de estas cuatro categorías encaja tu personalidad en el campo laboral?

Todos tenemos diferentes personalidades. Sin importar el ámbito en el que nos estemos desenvolviendo, siempre hay un conjunto de cualidades que definen nuestra personalidad; conocerla nos hace tener un sentido de pertenencia, pues nos permite asociarnos con aquellos con personalidades parecidas o entender por qué otros actúan de cierta forma, propiciando la diversidad.

Para Carolina Samsing, directora de marketing de Hubspot para Iberoamérica,

“la diversidad hace buenos equipos, por eso es importante tomarse el tiempo de conocer las personalidades de los integrantes de un equipo”.

De acuerdo con la directiva, esto mejora el desempeño enormemente, porque conocemos como trabajan los colaboradores en distintas situaciones, cómo se enfrentan a un gran desafío, y todo eso que determina la personalidad.

En entrevista para Mundo Ejecutivo, la directora de la empresa de software de marketing, comentó que a todos los colaboradores en Hubspot al entrar, les aplican un test llamado DISC (Dominance, Influence, Stability, Consciousness) para determinar cuál es la forma de trabajar de todos, para que se conozcan a sí mismos y entre ellos.

La empresa determina la personalidad dependiendo de cuán dominante, influyente, estable y consciente es cada persona.

Dominancia

Quienes son más dominantes son más seguros de sí mismos, competitivos, desafiantes, enfocados en sus metas, críticos y mayormente impacientes con otros.

Influencia

Los más influyentes son extrovertidos, optimistas, socialmente hábiles, disfrutan las reuniones y relacionarse con las personas.

Estabilidad

Si un colaborador es estable, es paciente, siempre dispuesto a ayudar a otros, se siente cómodo con las rutinas, el trabajo detallado, tiene mucho control y calma.

Conciencia

Quien se guía por la conciencia, se adapta con facilidad, evita tomar riesgos, es cuidadoso, diplomático y acata reglas y regulaciones.

De acuerdo con Samsing, el conocer este tipo de perfiles ha impactado de forma positiva en la empresa:

“primero, con una mayor retención de los empleados; segundo, con mayor cumplimiento de metas, porque los empleados son más autónomos y esto propicia a su vez una buena cultura de performance, y en tercer lugar, hay mayor felicidad entre los empleados, porque disfrutan su labor, faltan menos y trabajan a sus horas”.