Ver ediciones digitales
Compartir

Liderazgo

Nuevas estrategias de comunicación durante el aislamiento: MIT Sloan

Por: Enrique Miranda 23 Ago 2020

Reuniones de 15 minutos con cada colaborador son una estrategia de comunicación efectiva de los líderes durante el aislamiento La gestión de los equipos de […]


Nuevas estrategias de comunicación durante el aislamiento: MIT Sloan
PUBLICIDAD

Reuniones de 15 minutos con cada colaborador son una estrategia de comunicación efectiva de los líderes durante el aislamiento

La gestión de los equipos de trabajo en las empresas enfrenta nuevos desafíos, sobre todo ante las dudas y temores que nacen en los colaboradores a raíz de la pandemia de Covid-19.

Actualmente, los compromisos de los líderes empresariales están más más ajustados que antes debido a la responsabilidad de continuar con las operaciones de la compañía y mantener el negocio vivo ante circunstancias sin precedentes.

Trabajar con menos empleados, durante esta situación, supone entregar más y mejores resultados, lo que puede distraer a los directivos de las necesidades y preocupaciones de los colaboradores.

Ante esta situación, el artículo “Nuevas estrategias de comunicación durante el aislamiento”, publicado por MIT Sloan, recomienda destinar 15 minutos para tener reuniones con cada miembro del equipo.

“Celebrar estas reuniones individualmente, en lugar de en grupos pequeños, permite escuchar a todos. Algunas organizaciones realizan reuniones grupales con un enfoque de turnos, en el que cada persona tiene la oportunidad de hablar. Pero algunas personas, naturalmente, están menos inclinadas a hablar cuando otras escuchan”, cita la publicación.

Dar tiempo individual a cada miembro del equipo maximiza la seguridad psicológica de cada empleado.

Adam Roseman, autor del texto, detalla que, al iniciar cada sesión, es benéfico comenzar por preguntar cómo se siente el colaborador.

Semáforo emocional

En este sentido, y considerando los elementos profesionales y personales, es recomendable solicitar una respuesta con base en un semáforo.

El verde indica que todo está bien, mientras que el amarillo indica que hay bienestar con algunas situaciones de preocupación y el rojo, en cambio, indica que hay presión y consternación.

De acuerdo con Roseman, este sistema permite a los niños comprender y regular emociones, aunque es de gran utilidad en el ámbito empresarial.

La pandemia no muestra signos de abatirse en el corto plazo y los desafíos seguirán aumentando, explica el autor.

“Es crucial que los líderes y los directores estemos al tanto de lo que nuestros empleados necesitan para enfrentar esos desafíos y mostrar a nuestros equipos que sus voces seguirán siendo escuchadas”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?