Cómo tener éxito en las entrevistas laborales

La entrevista laboral, es de los momentos más importantes cuando se está en busca de trabajo, por ello, mientras mejor preparado se esté, los resultados serán mejores

Cuando estamos en busca de trabajo, una de las etapas más importantes es la entrevista, independientemente si esta será presencial o a través de alguna plataforma de video, pues será en ese momento en el que podrás mostrar tus habilidades de comunicación frente a responsables de la empresa en la que estás considerando laboral.

Por ello, es que de acuerdo con Maia Mazar, especialista en recursos humanos, hay algunas respuestas que debes evitar en una entrevista de trabajo para que tu evaluación sea la mejor posible.

1. Háblame de ti – las preguntas abiertas

Los analistas de talento suelen empezar con alguna pregunta abierta para conocer un poco más al postulante. Recuerda que no sólo debes hablar de tus logros, también de tus obstáculos. Así será una conversación más auténtica.

No repitas la misma información que está en tu CV y evita divagar, si bien esta pregunta da pie a hablar de ti, tampoco se trata de contar toda la historia de tu vida.

2. ¿Por qué quieres este puesto?

Es indispensable que revises muy bien y con anticipación el perfil del puesto para asegurarte que tu experiencia y conocimientos estén alineados con él. No apliques a un puesto sin analizar los requerimientos del puesto. Si la descripción del trabajo no te agrada o no te interesa, mejor déjala pasar.

Evita responder con una pregunta como “¿de qué trata el puesto?”, o decir que estás ahí porque no has encontrado otro trabajo mejor.

3. ¿Por qué quieres trabajar para esta empresa?

Como bien lo mencionamos en el punto anterior, conocer la empresa a la que estás postulando es el segundo paso luego de haber encontrado una plaza de tu interés; no se trata de saber con exactitud la historia de la compañía pero sí cuál es su rubro, a qué se dedica, cómo es su cultura organizacional, etcétera. Consulta su página web o redes sociales para ayudarte.

Omite respuestas relacionadas sólo con el salario o con aspectos que no tengan nada que ver con el puesto en el que te estarías desempeñando, por ejemplo, que son una empresa pet friendly o que festejan cada viernes a los cumpleañeros.

4. ¿Dónde te ves en cinco años?

Esta pregunta le sirve a los reclutadores para conocer si tus proyecciones como profesional corresponden a las de la empresa o puesto. ¿Qué es lo peor que puedes contestar? Decir que no lo has pensado o que no tienes idea al respecto.

Haz previamente una lista de las metas profesionales que te gustaría alcanzar y que corresponden a lo que el puesto o el rubro de la empresa pueden ofrecer.

5. ¿Cuál es tu mayor debilidad?

La honestidad será esencial, decir que te cuesta gestionar tus tiempos y señalar que estás trabajando en ello es preferible a decir que no tienes ninguna debilidad. Procura no contestar con frases como que eres muy perfeccionista, que trabajas demasiado o que no consideras tener alguna debilidad.

6. ¿Alguna pregunta?

Aunque pueda parecer extraño la peor respuesta sería “no tengo preguntas” ya que esto puede ser interpretado por algunos gerentes de Recursos Humanos como falta de interés por el puesto. Es recomendable tener preparadas dos o tres preguntas para el entrevistador. Analiza, si te fueran a dar el puesto ¿qué más te gustaría saber sobre él?

Finalmente, refiere la especialista,  los nervios en una entrevista laboral son normales, es importante tratar de no dar respuestas negativas. Sugiere analizar entrevistas previas para que identifiques cuáles han sido tus puntos débiles y transformarlos a aspectos negativos.