Emprender, un reto que vale la pena

Emprender un negocio es una actividad tan demandante como reconfortante

Sin duda, la labor del emprendedor no es sencilla, sobre todo actualmente en el que miles de empresas hacen frente a la crisis financiera ocasionada por la pandemia. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el promedio de vida de los negocios en México es de 7.8 años; no obstante, el 33% de las empresas cierran de manera durante el primer año de vida.

Capacidad de innovación

En este contexto, los emprendedores se enfrentan a numerosos obstáculos, y desafíos que ponen a prueba su capacidad de innovación para resolver las problemáticas que surgen en el día a día.

De acuerdo con Gabriel León, cofundador de Oyster, plataforma financiera para emprendedores, antes de crear una empresa, los interesados deben tomar la difícil decisión de dejar a un lado la rutina y la estabilidad que otorga un empleo y apostar por un proyecto propio, con los riesgos que esto implica.

Emprender un negocio es una actividad tan demandante como reconfortante. Lo más difícil es enfrentarse a lo desconocido, a algo nuevo. Al emprender se inician las cosas desde cero. Al principio se tiene el temor de que algo salga mal y que te quedes sin empleo, pero todo vale la pena”.

Acceso a financiamiento

Asimismo, señaló que muchos emprendedores no pueden acceder a créditos o productos financieros para mejorar su flujo de pagos, lo cual los desanima e incluso puede frenar su operación.

De igual manera destaca que uno de los aspectos positivos del emprendimiento es la oportunidad de ayudar a cambiar el futuro, la economía y la sociedad. Además, también se pueden cambiar ciertas prácticas laborales tradicionales e implementar novedosos modelos que permitan un mejor desarrollo profesional y personal de los colaboradores.

“Emprendiendo puedes desarrollar soluciones que transformen el rumbo del país, de tu familia, de tu comunidad o del mundo. El emprendimiento te da la oportunidad de hacer un cambio verdadero con el que puedes contribuir a mejorar tu entorno”.

Gabriel León menciona que la etapa inicial de todo emprendimiento suele ser una de las más desafiantes, ya que las nuevas empresas empiezan desde cero, con emprendedores poco experimentados y recursos financieros y humanos limitados. Sin embargo, los emprendedores tienen que aprender a hacer más con menos y por ello es importante contar con un equipo capaz y comprometido con el proyecto desde el inicio.

“Cuesta trabajo conformar un equipo que tenga la experiencia y las ganas de venir a transformar y ayuda mucho tener un equipo sólido y una idea clara de lo que quieres hacer y demostrar que tu producto puede tener buena aceptación”.

Finalmente, señaló que la falta de conocimiento del mercado, la mala administración del negocio, problemas con socios y la falta de capital son las cuatro principales razones por las que una empresa cierra en México, pero en su experiencia menciona que el fracaso no existe, todo es aprendizaje.

Nosotros, como todos los emprendimientos, hemos cometido errores. Si no te equivocas lo suficiente, quiere decir que no estás innovando lo suficiente”.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube