Cómo evitar que la cartera vencida afecte tu negocio

El incumplimiento de pago puede traer consecuencias legales que se disputen en tribunales y dar como resultado un embargo o pérdida de bienes

A consecuencia de las restricciones por la pandemia, diversos sectores resultaron con graves afectaciones económicas. Muchas empresas que contaban con algún crédito con alguna institución financiera, no pudieron seguir pagando y entraron en la cartera vencida.

De acuerdo con datos del Banco de México, en enero de 2021 el saldo de la cartera vencida de los créditos otorgados por la banca comercial al sector privado no financiero ascendió a más de 126 mil millones de pesos.

En este contexto, Yisroel Cimet, abogado del despacho Cimet & Almazán, señala que una empresa es transferida a cartera vencida cuando ha incumplido por más de 90 días con una obligación de pago, lo que representa un riesgo de consideración para su liquidez y salud financiera.

Mercado en crecimiento

Según el especialista, en México el sector de compra y venta de cartera vencida es un mercado en crecimiento, ya que los bancos o instituciones financieras ven en estas empresas una oportunidad para sanear deudas difíciles de cobrar; mientras que las empresas que recuperan la cartera se dedican a desarrollar diversas estrategias para obtener altos flujos de rendimiento de dichos portafolios.

Asimismo, detalló que algunos despachos de cobranza compran la cartera vencida a un menor costo y se dedican a cobrar las deudas. Sin embargo, también hay despachos que actúan como intermediarios y adquiera la cartera vencida para venderla a otro despacho de cobranza o a inversionistas. Incluso, algunos inversionistas adquieren la cartera vencida para cobrar las deudas que están respaldadas por bienes inmuebles, o ir a juicio para quedarse con las propiedades y después rematarlas para obtener mayores ganancias.

¿Qué hago si mi deuda ya fue comprada?

En caso de que la deuda haya sido adquirida por un despacho de cobranza o algún inversionista, Cimet menciona que lo más conveniente es negociar algún descuento para poder cumplir con el pago o reestructurar la deuda y de este modo evitar que se presenten mayores riesgos legales que ocasionen un embargo o la pérdida de bienes.

Finalmente, dijo que la clave para que una empresa tenga finanzas sanas radica en la política de prevención, por lo que contar con el apoyo de un especialista puede guiar a la empresa en el buen manejo de recursos, negociaciones, solicitudes de crédito e incluso en los criterios para otorgar crédito a los clientes y que de este modo las deudas sean cobrables.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube