Liderazgo ético: MIT Sloan

Un comportamiento poco ético por parte de los líderes, puede afectar el desempeño de los colaboradores y por consiguiente a la empresa

El comportamiento que mantienen los líderes hacía sus colaboradores, los motiva e inspira para llevar a cabo actividades que van más allá de sus obligaciones, pero un comportamiento inapropiado o poco ético puede afectar el desempeño de os trabajadores.

Debido a lo anterior, cada vez más, las empresas están poniendo interés en las actitudes, y valores de los líderes, así como la manera en que se dirigen y se relacionas con los integrantes de sus equipos.

En el artículo “El peligro oculto de las buenas acciones para el liderazgo”, escrito por Anthony C. Klotz, Mark C. Bolino y Ghufran Ahmad, y publicado por el MIT Sloan Management Review México, destaca que el comportamiento cívico de los líderes impacta en el desempeño de los colaboradores, y por consiguiente en el desarrollo de la compañía.

Si bien los líderes pueden influir en el comportamiento de los trabajadores, es probable que los líderes no se sientan inspirados de la misma forma con el comportamiento de sus colaboradores. Además, algunos líderes suelen tomarse ciertas atribuciones o autoridad para adjudicarse el mérito de las buenas acciones realizadas por los miembros de sus equipos, asumiendo un comportamiento poco ético.

Actitud de superioridad

El artículo refiere que una actitud narcisista por parte de los líderes puede generar un clima laboral inapropiado, en el que los trabajadores no se sientan a gusto, no tanto con sus funciones o con la empresa, sino con el comportamiento de los líderes; y ocasionar que opten por abandonar la compañía.

Los líderes que manifiestan un comportamiento narcisista, suelen sentirse superiores a sus colaboradores y asumen una autoridad moral para realizar acciones poco éticas como tomarse más tiempo para ellos, dejar que otros asuman la responsabilidad de los errores o que incluso se adjudiquen el crédito por el trabajo de alguien más, lo cual puede afectar a sus colaboradores, quienes podrían comenzar a mostrar un comportamiento similar o bajar su rendimiento por no sentirse cómodo en el espacio de trabajo.

A fin de aminorar y erradicar este tipo de comportamientos, los especialistas recomiendan que las organizaciones reconozcan los méritos y el desempeño de los líderes y los integrantes del equipo de trabajo de la misma manera, de este modo se le recordará al líder que los logros son compartidos, y evitará que este asuma una actitud de superioridad debido a los elogios que recibe.

Finalmente, señala que los líderes que mantienen una actitud de humildad suelen identificarse  en mayor medida con sus equipos de trabajo, mediante rasgos y valores que favorecen el comportamiento ético; es decir, son más honestos y evitan dañar a otros, además asumen la responsabilidad de sus acciones y anteponen el bien común sobre los intereses propios.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube