Un buen líder tiene la capacidad de escuchar no sólo a sus trabajadores, sino a todo el entorno que lo rodea

Hoy en día, el liderazgo exige cambios que vayan acorde a los días que transcurren y con la realidad que está en constante cambio. Características como la determinación, la visión, mentalidad de cambio, la motivación y la asertividad, tienen que estar presentes en la figura del líder de cualquier empresa.

El líder deberá tener además la posibilidad de transformar las organizaciones para introducirlas en el mercado de la competitividad y de esta manera, posicionarlas como empresas inteligentes.

Habilidades para el liderazgo

  • Impulso de la fuerza laboral. Como líder, es esencial reconocer las capacidades y habilidades de toda la fuerza laboral. Esto traerá beneficios a la empresa, pues la respuesta de los trabajadores será mucho mejor.
  • Liderazgo situacional. En las empresas hay situaciones que no podemos prever, por lo que se deberá actuar según el contexto lo amerite. Al ser líder, la toma de decisiones es básica, es importante contar con la capacidad para hacerlo de manera expedita, para resolver cualquier situación que se presente, analizando siempre los pros y contras.
  • Predica con el ejemplo. En el liderazgo, la idea de mandar debe eliminarse. Es importante no sólo decir lo que se tiene que realizar, sino dar el ejemplo de cómo hacerlo. La imagen que se proyecte a los empleados reforzará el compromiso y el vínculo que puede llegar a formar con la empresa.
  • Roles y tareas específicas. Tener un orden en las actividades, así como un compromiso con las mismas, está relacionado con la estructura de la compañía. Definir las actividades que desempeñarán los colaboradores es prioritario.
  • Participación igualitaria. La empresa la conforman todos. La participación de los colaboradores ayudará a que se sientan parte de la misma. Escuchar sus opiniones, sugerencias y puntos de vista dará una perspectiva distinta sobre cómo es que ellos viven su día a día en el trabajo.

Retos de los líderes hoy en día

  • La visión te permitirá crear objetivos a corto, mediano y largo plazo, sobre todo ahora que se presenta un futuro incierto. Busca la manera de impactar en tus clientes, pensando en sus nuevas necesidades.
  • Mantener una comunicación efectiva con cliente y trabajadores para hablar todos el mismo idioma y resolver cualquier problema que se pueda presentar, aún a la distancia.
  • La retroalimentación será básica para entender qué está ocurriendo tanto al interior como al exterior de la empresa, así como el impacto que se está generando.
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube