Las claves del éxito del e-commerce en China: MIT Sloan

El éxito del comercio electrónico en China radica en la forma en cómo se usa el internet y el comportamiento de los consumidores

La actual crisis sanitaria que se vive en todo el mundo, ha impulsado el crecimiento del comercio electrónico no solo en los países con grandes economías, sino también en aquellos que se clasifican como naciones en vías de desarrollo.

Cada vez más personas prefieren comprar productos y servicios a través de internet y sin salir de casa, ya que además de ser una alternativa sana, permite llevar a cabo transacciones  de manera fácil y segura.

El artículo ¿Qué podemos aprender del comercio electrónico chino?, publicado por el MIT Sloan Management Review México, señala que China cuenta con el mayor e-commerce conjugado con el livestreaming, es decir, con una modalidad de comercio electrónico en vivo, donde compradores y vendedores interactúan en tiempo real. En este sentido, un comerciante puede generar millones en ventas  en pocas horas.

De acuerdo con el artículo, en marzo de 2020, antes de la crisis sanitaria por COVID-19, el comercio en vivo alcanzó los 265 millones de usuarios, lo que representa el 29.3% del total de personas que utilizan los servicios de internet en China.

En febrero del mismo año, el número de usuarios de la plataforma de livestreaming Taobao Live, de Alibaba, registró un aumento del 700% con respecto al mes anterior. Ante el éxito del comercio en vivo, en mayo, Alibaba lanzó la plataforma AliExpress Connect, a través de la cual  los  creadores de contenido e influencers  pueden comercializar su creatividad y talento.

Comercio en vivo

En este sentido, plataformas occidentales como Amazon, Facebook e Instagram, están apostando por la modalidad de comercio en vivo, con programas de marcas e influencers que hablan sobre determinados productos.

De  esta  manera, muchas empresas se han establecido como objetivo, incursionar en el mercado online de China, ya que el número de consumidores y el poder adquisitivo de sus habitantes, representa una gran oportunidad de crecimiento.

Sin embargo, el comercio electrónico de Occidente y el de China, son distintos, y estas diferencias están relacionadas con la forma en cómo se usa el internet, y con el comportamiento de los consumidores.

Principales diferencias en comercio electrónico

  1. Uso de Internet. En Occidente, el crecimiento de la web está relacionado con el acceso y la recuperación de información, en tanto, en China se basa en los juegos y la comunicación. La diferencia clave entre el comercio en vivo en China y el comercio electrónico tradicional en Occidente, es el énfasis en el entretenimiento.
  2. Plataformas multifuncionales. En Occidente, las personas utilizan diversas plataformas para llevar a cabo distintas acciones, mientras que en China, una misma plataforma ofrece diferentes experiencias, es decir, los usuarios pueden jugar, realizar compras y ver la transmisión de contenidos en un mismo lugar.
  3. Ecosistema fragmentado. En Occidente, el comercio electrónico está fragmentado, los compradores tienen que recurrir a varias páginas web para encontrar lo que buscan, a diferencia de lo que ocurre en China, donde un solo sitio web ofrece una gran diversidad de productos.
  4. Expertos en el comercio en vivo. China emplea celebridades y personajes famosos con una gran capacidad para vender en línea, atraer y entretener al público, mientras mantienen la atención en los productos, sin ser demasiado comerciales.

Finalmente, cabe destacar, que el 11.6% de las ventas totales de comercio electrónico en China se llevan a cabo en redes sociales. En este sentido, las marcas occidentales deben reconocer lo que realmente significa el comercio en vivo y estar dispuestas a probarlo.