Ver ediciones digitales
Compartir

MIT

Velocidad en la innovación, ideal en situaciones de crisis: MIT Sloan

La solución de problemas ante una crisis debe reutilizar el conocimiento y los recursos tecnológicos, además de acelerar el proceso de innovación, para obtener mejores […]


Velocidad en la innovación, ideal en situaciones de crisis: MIT Sloan
PUBLICIDAD

La solución de problemas ante una crisis debe reutilizar el conocimiento y los recursos tecnológicos, además de acelerar el proceso de innovación, para obtener mejores resultados

Las crisis traen consigo una serie de cambios que se tienen que implementar en los diversos sectores sociales para poder hacerles frente de la mejor manera. En el caso de la pandemia a causa del Covid-19, las autoridades de salud, compañías farmacéuticas, universidades e institutos de investigación están buscando lo más rápido posible terapias para salvar vidas y contener las graves consecuencias sociales y económicas de la pandemia.

Ante este panorama, la velocidad en la innovación y la investigación cobran relevancia. Según lo descrito en el artículo Lecciones de innovación rápida desde la pandemia de Covid-19, publicado por el MIT Sloan Managament Review, son cinco los principios básicos que se tendrían que analizar en materia de la innovación ultrarrápida en la industria de la salud.

1. Identificación de problemas en innovación

Lo primero que tienen que hacer los especialistas es identificar las problemáticas existentes en torno a un tema, además de qué es con lo que ya se cuenta, ya que de entrada, esto es la solución potencial. Es decir, hay que considerar fuentes existentes, ideas, conocimientos y tecnología para utilizarla a favor.

2. Elaboración de inventario veloz de conocimientos y recursos

En lugar de iniciar desde cero, los especialistas en temas científicos o de salud, deberán revisar con qué cuentan, esto incluye mobiliario, infraestructura, software, productos, en fin, todo aquello que pueda servir para solucionar la problemática que se quiere resolver. Un ejemplo de ello son los medicamentos utilizados para atender otros padecimientos y que están analizándose para ver su efectividad en pacientes con Covid-19.

3. Tecnología emergente

La nube de la computadora, los datos analíticos, la inteligencia artificial y otras tecnologías energizantes ofrecen dos beneficios para la innovación ultrarrápida:

  1. Las plataformas digitales habilitan a los actores clave.
  2. Un trabajo en equipo asociado con grandes datos rápidamente puede identificar enlaces  prometedores entre necesidades y soluciones.

“Cuando la información del problema y los inventarios de la solución están disponibles digitalmente y compartidos en plataformas, requiere menos esfuerzo para encontrar atractivas coincidencias”.

4. Colaboración interdisciplinaria

En este tipo de crisis, la comunicación y la colaboración entre distintas disciplinas ayudará a que las soluciones lleguen más pronto de lo que se tendrían al ser estudiadas desde una sola vertiente.

Dada la urgencia de la situación, la apertura y el apoyo de los gerentes a la comunidad global de investigadores y científicos en compañías farmacéuticas son factores centrales de éxito en la identificación de tratamientos para Covid-19.

5. Integrar rápidamente usuarios finales

Finalmente, las necesidades urgentes de los usuarios finales deben ser atendida de la misma manera, y la innovación ultrarrápida no puede esperar a métodos utilizados previos a la crisis, como puede ser el caso de los estudios de mercado. Para brindar soluciones eficaces y expeditas debe haber mecanismos y canales para que los usuarios puedan registrar justo sus requerimientos y los líderes atenderlos.

Para concluir, el proceso de innovación de esta manera es crucial no sólo para identificar rápidamente las necesidades sino también para ahorrar tiempo en el proceso de diseño.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?