Logra la eficiencia al trabajar desde casa: MIT Sloan

0

La tecnología, las necesidades sociales y los ritmos de trabajo ayudarán a eficientar el trabajo desde casa: MIT Sloan Management Review

El contexto actual en el que el mundo se desarrolla, ha hecho que millones de personas se encuentren trabajando de manera virtual, situación que en algunas empresas será una nueva modalidad laboral y en otras sea sólo una acción a corto plazo.

En el artículo titulado Tres elementos para ser más eficientes trabajando a distancia, publicado por el MIT Sloan Management Review se da un ligero repaso sobre cuáles han sido las tres oleadas en las que el teletrabajo ha tenido que ser adoptado y la manera en la que la tecnología se tiene que reconfigurar según sea el caso.

Llegada de freelancers

Un primer momento se dio en la década de los 80, en la que los freelancers comenzaron a crear, producir, y escribir desde sus hogares, en donde se encontraron con una gran flexibilidad y autonomía que eran los principales indicadores del trabajo a distancia.

En cualquier momento y lugar

Posterior a ello, señalan que la segunda ola sucede a inicios del siglo XXI, época en la que las empresas comenzaron a incluir en su slogan el lema “en cualquier momento, en cualquier lugar”. Sin embargo, una de las preocupaciones de las compañías fue cómo medir el desempeño, además de que los colaboradores también buscaban relacionarse con los compañeros, por lo que los espacios de coworking hicieron su aparición.

A su vez, las empresas comenzaron a buscar estrategias y a crear programas o mecanismos que permitieran a sus colaboradores trabajar colectivamente y dotarles de herramientas para asignar tareas y administrar el rendimiento.

Experimentación masiva

Pese a que ya había indicios y muestras de lo que es el trabajo en casa, la emergencia sanitaria hizo que las empresas que no lo tenían implementado, en cuestión de días reformularan su forma de trabajo para no detener operaciones en ningún nivel. Sin embargo, hay tres elementos que tienen que considerarse para tener un home office exitoso:

  1. Tecnología. Esta siempre ha sido el habilitador para el trabajo virtual y como empresario, hay que estar preparados para experimentar con ella y enfrentarse a situaciones sorpresivas.
  2. Necesidades sociales. La empatía y la agilidad por parte de los empleados y empleadores deberá estar presente, puesto que se tendrán que transformar dinámicas familiares, para quienes no viven solos, adaptar nuevos espacios para realizar sus actividades. Por ello, es necesario encontrar la manera en la que el trabajo desde casa sea lo más humano posible.
  3. Ritmos de trabajo. El home office es una oportunidad para desarrollar nuevas habilidades de organización, sin embargo, lo recomendable es crear ciertas rutinas que permitan llevar a cabo las actividades. Por ejemplo, levantarse a la misma hora, arreglarse como para ir a la oficina.

Finalmente, ante esta manera de trabajar, los directivos tendrán que confiar en su fuerza laboral, en que son personas comprometidas con el cumplimiento de metas y objetivos personales y empresariales. Este momento da la oportunidad de cambiar y reestablecer nuestros hábitos profesionales.