Liderazgo, esencial para el futuro: MIT Sloan

0

La historia muestra que, en periodos de crisis, es fácil priorizar, inconscientemente, el pasado, pero los líderes tienen en sus manos el transformar el futuro

Uno de los factores que inhiben los cambios disruptivos en las empresas, es que los líderes no tengan claridad sobre la realidad y se engañen a sí mismos, según lo señala un artículo elaborado por Scott d. Anthony para el MIT Sloan Management Review. Sin embargo, está en sus manos alcanzar realmente la transformación del futuro.

Si bien es cierto, la agitación provocada por la pandemia de Covid-19 ha catalizado tendencias preexistentes en torno a la adopción de plataformas y servicios digitales que de una u otra manera, han beneficiado no sólo a las compañías, sino a la sociedad misma. En este sentido, los innovadores pueden seguir esas tendencias para crear crecimiento, sin embargo, para ello se requiere que los líderes demuestren el coraje de elegir conscientemente el porvenir.

Pensar en los colaboradores

Si bien, es necesario que los líderes tomen cartas en el asunto para beneficiar el entorno en el que se desarrollan, así como tomar las decisiones pertinentes, deben voltear a ver a los colaboradores, es decir, asegurarse de preservar el presente y garantizar que sus empleados estén seguros, que sus operaciones sean efectivas y que puedan administrar su flujo de caja.

No está por demás mencionar, que en tiempos de incertidumbre la visión tiene que ser más clara y convincente, en la que se observe claramente en las oportunidades que se ponen en frente, para seguir replicando la estrategia que ha llevado a tener buenos resultados y principalmente al crecimiento.

La competitividad, a su vez, tendrá una importancia mayor, es necesario fortalecer las capacidades en todas las áreas, especialmente en la comercial, hay que adquirir activos que de otra manera serían inasequibles, y central la atención en los modelos del mañana y buscar nuevas direcciones.

Mirar hacia el futuro, sin importar el momento

Finalmente, hay que destacar que la historia ha mostrado que es posible encontrar nuevas oportunidades sin importar los claroscuros de la vida, de la situación. Los líderes, deberán de encontrar en su labor todos aquellos elementos que les den un impulso para salir de la crisis, sin importar el tamaño de ésta, requerirán también un pensamiento abierto, que les permita recuperarse y adaptarse a los cambios que traerá consigo el futuro que ya está frente a nuestros ojos.