Ver ediciones digitales
Compartir

MIT

Cuatro estrategias para negocios digitales: MIT Sloan

Por: Alberto Martínez Escamilla 30 Jul 2020

La crisis provocada por el Covid-19 es un buen momento para que los negocios implementen nuevas estrategias de colaboración con sus empleados y clientes La […]


Cuatro estrategias para negocios digitales: MIT Sloan
PUBLICIDAD

La crisis provocada por el Covid-19 es un buen momento para que los negocios implementen nuevas estrategias de colaboración con sus empleados y clientes

La contingencia sanitaria y las medidas implementadas para evitar la propagación del Covid-19 provocaron que los diversos negocios y sectores económicos buscaran implementar nuevas medidas que les permitan operar durante la crisis.

Sin embargo, el sustituir las actividades del trabajo analógico por el trabajo digital no es lo único en lo que las empresas deben enfocarse, también deben lidiar con las limitaciones financieras, la repentina necesidad de cambiar de prácticas y las rutinas de trabajo.

Además, esta crisis es una buena oportunidad para que las organizaciones no realicen estas modificaciones sólo de manera momentáneamente sino permanente y creen estrategias para renovar su organización, ya que, de acuerdo con el artículo Cuatro estrategias para los negocios digitales, publicado por MIT Sloan Management Review, tanto los empleados como los clientes dicen estar mejor bajo este sistema.

1.- Gestión de las relaciones

En la implementación del trabajo desde casa, tanto los empleados como las empresas deben adaptarse. Por un lado, es necesario comprometerse a cumplir en tiempo y forma con los objetivos planteados, sin embargo, las compañías también deben brindar mayor autonomía y confianza a sus equipos, ya que, con el cierre de escuelas y otros centros infantiles, las interrupciones pasan a formar parte del día a día.

Además, los líderes también deberán aprender a entablar relaciones con su grupo, ya sea a través de chats o videollamadas, y de ser posible, convivir más allá de lo estrictamente laboral, por ejemplo, en el horario de la comida.

2.- Cambios en el alcance

El alcance que tiene la digitalización permite ir más allá del mercado local y buscar lo global, esto es beneficioso para las empresas en dos sentidos. Por un lado, el trabajo remoto permite buscar ampliar sus equipos.

Asimismo, su gama de clientes se ve incrementada, ya que, al ser una contingencia mundial, los usuarios comienzan a buscar de forma digital ofertas que se adecuen a sus necesidades y las empresas pueden ofertar a segmentos completamente nuevos.

3.- Aprovechar la oportunidad de reflexionar

Para los líderes, el trabajo remoto significa menos posibilidades de microgestión y más enfoque en los resultados. Los jefes pueden aceptar o no saber qué hacen los trabajadores en momentos específicos del día, e incluso reducir la holgura para alentar los espacios de tiempo para reflexiones creativas y exploratorias. Igualmente, ofrecen más autonomía a los al verificar con menos frecuencia el progreso a favor de la evaluación de los resultados. Facilitar el tiempo autogestionado, lejos de la distracción, ayudará a que crezcan durante este tiempo.

4.- Prepararse para la renovación

En este momento, varios de los paradigmas de las empresas quedaron desechados, por lo que los líderes pueden probar nuevas prácticas y herramientas. Por ejemplo, experimentar con medios para crear una lluvia de ideas. Los entornos de trabajo virtuales también revelan que algunas personas, que pueden ser relativamente más tranquilas en la oficina física, son más activas y versátiles trabajando en línea.

Cualquier crisis puede considerarse como una oportunidad. Esto no significa de ninguna manera que la crisis sea buena en sí misma, pero puede apreciarse cómo los humanos, y las empresas, lidian con la adversidad.

►TE PUEDE INTERESAR►EMPRESAS DEBEN ENFOCARSE EN CIBERSEGURIDAD: MIT SLOAN