Ver ediciones digitales
Compartir

MIT

Empresas deben impulsar introvación social: MIT Sloan

Por: María Fernanda Hernández 07 Oct 2020

La introvación social se trata que las empresas no sólo se enfoquen en sus programas sociales y medioambientales, sino también en sus colaboradores Si bien […]


Empresas deben impulsar introvación social: MIT Sloan
PUBLICIDAD

La introvación social se trata que las empresas no sólo se enfoquen en sus programas sociales y medioambientales, sino también en sus colaboradores

Si bien muchas organizaciones están comprometidas con impulsar proyectos de valor social y medioamebiental, la innovación no sólo debe enfocarse hacia el exterior de la empresa, sino hacia al interior, lo cual es conocido como introvación social.

De acuerdo con el artículo “Introvación social en las organizaciones” del MIT Sloan, las compañías pueden beneficiarse no sólo al crear innovación social hacia afuera sino también al mejorar sus procesos y el bienestar de los empleados o la operación.

Asimismo, los autores Fernanda Arreola y Gregory Unruh aseguran que la innovación social puede tomar muchas formas. En los grandes corporativos, ésta se presenta principalmente en la responsabilidad social empresarial. Un ejemplo de ello es Walmart, que si bien cuenta con amplios programas para mejorar la sustentabilidad ambiental, al interior es conocido el mal trato y los bajos salarios a sus colaboradores.

Otro ejemplo es la empresa emergente Toms, la cual tiene un modelo de emprendimiento social; pero ha recibido críticas por el costo económico y social que colocan como prioridad el beneficio de las personas que no pertenecen a las mismas; lo anterior deja de lado las condiciones salariales y de trabajo de sus propios empleados.

No obstante, las mismas empresas también presentan retos en este tema, pues en muchas ocasiones no hay un presupuesto o políticas bien establecidas al respecto.

“En la mayoría de las nuevas empresas, los modelos financieros no permiten un alto nivel de exigencia en cuanto a las fuentes de financiamiento; los modelos de empleo o políticas de recursos humanos, que suelen no tener fondos para generar acciones de bienestar hacia los empleados; o para aumentar los salarios; y las prácticas ecológicas están más allá del espectro de reflexión de los proyectos”. 

La introvación es posible

A pesar de ello, hay quienes sí han logrado un equilibrio. Los autores señalan el ejemplo de la pizzería mexicana Pixza, la cual busca incorporar solidaridad social; buenas prácticas de gestión; evolución de los empleados y respeto al medio ambiente.

En cuestión medioambiental, el negocio comercializa pizzas producidas con ingredientes de origen local con especial atención a los ingredientes tradicionales mexicanos como masa de maíz azul, chapulines, mixiote, carnitas, etc. Pero, quizá lo más importante es su programa de empoderamiento social, el cual busca dar un propósito de vida y oportunidad a las personas que viven en las calles.

Antes de comenzar a trabajar en Pixza, un programa de transformación social acompaña a las personas en situación de calle y son llevados a refugios temporales; después de un tiempo, ingresan a la pizzería son acompañados psicológicamente para su readaptación social; y así lograr una estabilidad emocional y su independencia económica.

“Las ideas son variadas y suelen depender de la cultura empresarial y la voluntad de sus líderes; al experimentar con modelos originales que enfatizan un ambiente más colaborativo; dan un mayor sentido al trabajo; y una verdadera alineación de identidad a los empleados”. 

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?