El núcleo familiar ¿en crisis?

0

familia, crisis, valores, derecho, núcleo, problema, aportación, sociedad, parejas, reflexión

Sin duda, esta frase persigue a la sociedad mexicana, lo cual no es cierto, ya que todo lo positivo que lo rodea es más grande que cualquier problema

familia, crisis, valores, derecho, núcleo, problema, aportación, sociedad, parejas, reflexión

Sin duda, esta frase persigue a la sociedad mexicana, lo cual no es cierto, ya que todo lo positivo que lo rodea es más grande que cualquier problema

LUCÍA LEGORRETA DE CERVANTES*

El primer domingo de marzo es el octavo año en que se celebra el Día Nacional de la Familia. Pero aún cuando reconocemos la importancia de este núcleo ¿sabemos, realmente, lo que significa? Y es que, sin duda, el término familia es uno de los más conocidos aunque, paradójicamente, de los menos reflexionados.

A la familia se le considera la “base de la sociedad” y al investigar sus raíces se comprueba que es la única institución que ha surgido de forma espontánea, en comparación con otras instituciones que el hombre creó.

No todas las familias son iguales, en la mayoría hay papá, mamá e hijos;  en otras sólo uno de ellos con hijos;  las hay con abuelos o tíos que viven en la misma casa. Puede haber hijos adoptados, hijos de algún miembro de la pareja, o bien parejas sin hijos.

Por desgracia, hoy al referirse a la familia se dice que está en crisis y la mayoría de las veces sólo se habla de los problemas que le aquejan: violencia, infidelidad, divorcio, adicciones, delincuencia y falta de comunicación, entre otros, lo cual hace pensar que este núcleo social se está fracturando. Pero no es así, ya que desde el punto de vista biológico y social su aportación va más allá de cualquier problema, ya que desarrolla individuos y fortalece a la sociedad.

Asimismo, después de muchos años de estudio se puede afirmar que nada supone la desaparición de la familia, por más que se diga que está en crisis. De hecho, la historia nos confirma lo contrario: los lazos se han revitalizado y transformado, de ninguna manera desaparecido. Si se ve a la familia con un enfoque centrado en sus problemas, la percepción será incompleta, ya que es parte de su propia naturaleza.  En tanto, si se entienden sus fortalezas quizá se pueda explicar no sólo por qué ha existido hasta el presente,  también por qué es parte esencial de la vida.

Estos son días de reflexión, por ello, qué mejor que empezar a ver de otra forma a este grupo primario que nos forma y nos apoya. Y tú, ¿qué opinas?

Fortalezas de la familia

– Derecho a la vida: primer derecho universal de un ser humano sobre todos los demás.

– Derecho a la educación: aprender, superarse y ser alguien productivo para la sociedad.

– Se acepta a cada uno como es, sea cual sea su carácter, temperamento o condición física.

– Se aprende a amar: la primera experiencia de todo ser humano de amar y relacionarse con los demás, la aprende dentro de su familia. – Se trasmiten creencias,  tradiciones, hábitos y costumbres.

– Es la escuela de los valores.

– Es un espacio de apoyo, confianza y solidaridad.

– Se aprende a vivir en paz y armonía.

*Mujer Ejecutiva