10 Tips para la seguridad de tus hijos

0

seguridad, delito, hijos, contacto, riesgo, víctima, emergencia, homicidios, secuestros, lesiones

Enseñar a los hijos a prevenir el delito es algo más que un discurso, se debe tener paciencia y mucha comunicación

seguridad, delito, hijos, contacto, riesgo, víctima, emergencia, homicidios, secuestros, lesiones

Enseñar a los hijos a prevenir el delito es algo más que un discurso, se debe tener paciencia y mucha comunicación

ALEJANDRO DESFASSIAUX*

La educación de un hijo no es nada fácil y es una labor que no tiene fin. A lo largo de su vida, se les enseña desde lo más básico como hablar o caminar, hasta inculcar valores y  acompañarlos en la formación de su personalidad.

De la misma manera, es básico e ideal, que desde pequeños se les enseñe a prevenir delitos, a diferenciar con mayor fuerza el bien del mal, la importancia de ganarse un dinero a cambio de trabajo honesto, de lo perjudicable que es tener malas compañías y cimentar el crecimiento de una persona honesta, no de alguien que por rencor sea vulnerable a ser un delincuente juvenil.

Por ejemplo, 70% de los secuestradores provienen de una familia disfuncional y como ellos, muchos niños y adolescentes se han vuelto presa fácil de la delincuencia por buscar un escape de casa, por ganar dinero fácil, por sentir que son importantes para alguien, aunque ese alguien sólo los utilice y no busque su bienestar.

Las estadísticas demuestran que la participación de jóvenes en delitos se ha incrementado en el último año, desde robos y lesiones hasta homicidios y secuestros.

Por ello, es importante construir todos los días la base sólida que les demuestre el valor que tienen al interior de seno familiar y de la sociedad en general.

Aquí algunas recomendaciones:

1. Insiste en que no deben dar información ni abrir la puerta a extraños.

2. Vigila las páginas de internet que visiten.

3. Proporciónales un número de emergencia al que deben marcar de ser necesario.

4. No los dejes salir solos. En el caso de adolescente deben avisarte a dónde y con quién van.

5. Dales un celular para estar en contacto continuo y pídeles que no lo apaguen nunca.

6. En caso de que ya manejen, recuérdales que no deben tomar atajos,  ni circular por lugares de mayor riesgo.

7. Conoce a los amigos que frecuenten y a los novios, ya que en muchas ocasiones no son buenas compañías y son quienes pueden inducir al menor a delinquir o convertirlo en víctima de la delincuencia.

8. Mantén comunicación continua con ellos para saber qué sienten, qué piensan, qué les sucede en la escuela y detectar a tiempo si son víctimas o victimarios de bullying.

9. Haz que se sientan queridos, protegidos e importantes para la familia.

10. No los involucres en los problemas de los adultos ni los culpes de los mismos.

*Mujer Ejecutiva