¿Por qué contratar mujeres?

0

mujeres, laboral, plantilla, directivo, personal, operación, fmi, inequidad, desigualdad, puestos

Según investigaciones, las compañías con al menos 30% de personal femenino en su equipo directivo consiguen 41% más retorno sobre capital y 56% más de utilidad de operación

mujeres, laboral, plantilla, directivo, personal, operación, fmi, inequidad, desigualdad, puestos

Según investigaciones, las compañías con al menos 30% de personal femenino en su equipo directivo consiguen 41% más retorno sobre capital y 56% más de utilidad de operación

LUZ ADRIANA RAMÍREZ CHÁVEZ*

En México la mujer se encuentra muy rezagada en el acceso a oportunidades económicas. Por desgracia, este tema no registra movimientos positivos y en el reporte de Brecha de Género (Gender Gap) 2011 publicado por el Foro Económico Mundial (que mide a través de cuatro factores la inequidad entre hombres y mujeres), se mostró que el factor  con mayor desigualdad fue el de “participación y oportunidad económica”, donde se refleja la representación de mujeres en la fuerza laboral, equidad de ingresos, así como su participación en mandos de decisión públicos y privados, en el cual México obtuvo el lugar 109 de 135 países clasificados.

Otra aspecto en nuestro país es que el porcentaje de mujeres en mandos directivos es muy bajo. Pese a que las mexicanas representan más de 50% de la población y contribuyen con 40% de la fuerza laboral, sólo ocupan menos de 7%  de los puestos en consejos directivos.

¿Qué está cambiando?

Actualmente 51% de los estudiantes de posgrado en México es mujer. En tanto, a nivel mundial, los países emergentes con mayor competitividad  incrementan la participación del sexo femenino en los mandos directivos de sus organizaciones: algunas encuestas muestran que muchas compañías en mercados emergentes hacen mejor trabajo en promover mujeres que sus rivales occidentales.

En China, por ejemplo, 32% de las gerencias “senior” están ocupadas por ellas, comparado con 23% en Estados Unidos y 19% en Inglaterra; en lo que respecta a graduados universitarios chinos, 47% es mujer.  En India 11% de los CEOs de grandes compañías es mujer, comparado con 3% de “Fortune 500 bosses” en Estados Unidos y 3% de “FTSE 100 bosses” en Inglaterra.  

Brasil ocupa el cuarto lugar en el ranking del “World Economic Forum” sobre países con mayor proporción de mujeres como CEOs con 11% y 30% de los ejecutivos “seniors”, también es relevante mencionar que en la nación carioca las mujeres jóvenes de clase media están sobrepasan a sus colegas masculinos en lo que respecta a educación, ya que representan 60% de los graduados universitarios.

Las escuelas de negocios, centros del capitalismo, se están “feminizando” con rapidez en China,  el China Europe International Business School en Shanghai (CEIBS) cuenta ya con 33% de estudiantes mujeres y en India el Indian School of Business tiene 26%, cifras comparables con las más relevantes escuelas occidentales como Harvard Business School. De esto se deriva que en la guerra por el talento en países emergentes, las mujeres sean la solución.

Pero ¿por qué es relevante para las empresas la participación de mujeres en mandos directivos? Existe una relación positiva entre el desempeño financiero y la representación femenina en puestos directivos.

La Encuesta de McKinsey 2010 señala que las compañías que tienen al menos 30% de personal femenino en sus equipos directivos consiguen 41% más retorno sobre capital; 56% más de utilidad de operación y dan 36% más rentabilidad a sus accionistas que aquéllas sin alguna.

Las empresas en el top 25 con el mayor número de mujeres en posiciones de liderazgo tuvieron en promedio 35% mayor Rendimiento de Capital (ROE)  y 24% mayor rendimiento total a sus accionistas (TRS) que aquellas compañías con menor representación femenina. Asimismo, un cuerpo directivo mixto, reduce en 20% el riesgo de quiebra. Los grupos homogéneos son más cómodos pero toman decisiones de menor calidad. Investigaciones demuestran que para maximizar la innovación, las compañías deben construir activamente equipos directivos con una proporción similar de hombres y mujeres.

*Mujer Ejecutiva