Cecilia Riviello, al frente de la “belleza sustentable”

0

belleza, cosméticos, sustentable, natura, tecnología, balance, venta directa, adn, operaciones, logística, ventas, distribuidores

Actual directora general de Natura México, que inició operaciones en 2005, convirtiéndose en el segundo mercado más importante a nivel mundial

belleza, cosméticos, sustentable, natura, tecnología, balance, venta directa, adn, operaciones, logística, ventas, distribuidores

Actual directora general de Natura México, que inició operaciones en 2005, convirtiéndose en el segundo mercado más importante a nivel mundial

VALENTINA GONZÁLEZ YÁÑEZ*

Convencida de que no hay negocio completo sin ayudar al medio ambiente y a las comunidades, Cecilia Riviello, dirige Natura México, empresa de cosméticos de venta directa que tan sólo en 2011 reportó crecimiento de 56% y una fuerza de ventas de más de 50 mil consultores

¿Cuáles son tus funciones principales?

Coordinar las áreas de finanzas, mercadotecnia, contabilidad, comunicación,  recursos humanos, planeación de ventas y operaciones, logística y sistemas para lograr objetivos de la empresa. En cuanto a lo cualitativo, como en calidad de vida, fomentar nuestra razón de ser: “a través de productos y servicios llevar bienestar a más personas y familias de México”. Además en la parte cuantitativa, lograr los objetivos numéricos que la corporación solicite.

¿Qué disfrutas más de tu trabajo?

Todo me gusta, lo gozo mucho, el área de operaciones y logística, visitar almacén y saber qué pasa. Me encantan los números, soy una mercadóloga amante de las finanzas, los recursos humanos (porque creo en el desarrollo de la gente); en las ventas directas es una fascinación saber que más de 50 mil personas están allá afuera todos los días y son nuestros distribuidores.

¿Cuál es la parte complicada?

Es un gran reto continuar como lo que hoy somos y, tal vez, ésta es una de mis principales preocupaciones porque lo que ha logrado Natura México representa la esencia de la compañía: el buen clima laboral con las consultoras; la energía, fuerza y pasión que tenemos por los cosméticos, así como por la gente. Mi gran desafío es que todo esto continúe y siga permeando en todas las personas y familias con las que tenemos contacto.

¿Cómo cerró Natura 2011?

Crecimos 55.6%, reportamos juntos México y Colombia como empresa pública. Cuando asumí la dirección de la empresa en nuestro país, hace dos años, se empezaba a implementar un plan de crecimiento y aceleración, mismo que junto con el corporativo y un equipo grande de apoyo se definió y hoy es un éxito.

Cuéntanos acerca del plan de fortalecer la red de relaciones sustentables en 2012…

El año pasado fue importante porque se introdujo un nuevo modelo comercial, que se dice fácil pero cambiar toda las estrategia comercial en una empresa de venta directa es importante y formamos una red de relaciones sustentables a través de la cual invitamos a las consultoras a ser parte de ella para que puedan crecer. La característica de este modelo es la parte sustentable, que es nuestro motor y no sólo se enfoca en vender más y llegar a más familias, sino en ayudar a que el mundo esté mejor, así como llevar el mensaje de bienestar y acciones sociales, sustentables, de medio ambiente, para que poco a poco las personas beneficien a su comunidad.

¿Qué significa para ti la Responsabilidad Social?

Mi parte social y sustentable la llevo dentro, viene en mi ADN.  La despertó hace muchos años Estée Lauder, donde trabajé en la difusión y detección oportuna del cáncer de mama, ahí descubrí que no sólo era mi pasión estar en contacto con estas mujeres, también que a través de acciones sociales y mensajes puedes salvar vidas y concientizar a las personas.

¿Natura llegó a reafirmar ese ADN?

Cuando llegué a esta compañía me di cuenta de que es mi mundo ideal porque amo los cosméticos, la fuerza de ventas, los grandes equipos de personas que trabajan por un fin común y además encuentro que hacemos acciones sociales y medioambientales para ayudar a los demás. Tenemos la filosofía de “ser económicamente viables, socialmente justos y ambientalmente correctos.

Además, participas como mentora de empresarios verdes…

Es parte de mi necesidad de dar y si he tenido la fortuna de aprender de otras empresas, por qué no también darle a otros pequeños y medianos empresarios esas experiencias, es dejar tu legado por medio de consejos y hasta advertencias.

¿Cómo ha sido la experiencia de estar en una empresa de venta directa?

Conocía los cosméticos, pero no el mundo de la venta directa y es fascinante ver que llega a muchas familias y que sin importar la preparación académica, todas la personas pueden ser parte de éste. Algunos lo toman como hobbie o ayuda extra para sus ingresos o para mantener una familia y salir adelante. Existimos gracias a nuestros consultores y eso es maravillosos porque creamos un círculo virtuoso.

¿Qué hay de la competencia?

Aprendemos todos los días, porque estamos en lo mismo y todos somos productos de excelente calidad y desempeño. Hay mucha gente que cada vez más prefiere consumir este tipo de productos de empresas responsables que buscan mejorar el medio de donde vivimos. El canal de distribución nos distingue; es importante resaltar que nos importa mucho el ser humano que además de adquirir nuestros productos, le damos la oportunidad de mejorar el entorno. Por ejemplo, si te vendo algo de Natura y después quieres comprar el repuesto, pagas mucho menos, además está hecho de un envase que daña menos al medio ambiente.

¿Qué representa México para el sector de cosméticos?

El valor del mercado de la venta directa en México es de 54.7% y el de los cosméticos es de 9,100 millones de dólares. Esto nos habla de un potencial enorme, Natura tiene todavía mucho camino por recorrer, ya que apenas entró hace seis años a México. El corporativo ve a nuestro país como un gran potencial de venta directa.

¿Cuáles son tus objetivos para este año?

Continuar con la consolidación del modelo comercial que es la red de relaciones sustentables. Seguir con la inversión que hemos tenido en los últimos años en publicidad, muestreo, promoción y llegar a más hogares para que más personas conozcan la oportunidad que da la empresa de pertenecer a una red con la cual pueden tener ingresos, desarrollarse y desarrollar a otros.

¿Qué opinas de que en México sólo 25% de los puestos de alta dirección pertenece a mujeres?

Lo que le hace falta a la mujer mexicana es creérsela. Tenemos toda la capacidad, oportunidades de estudiar y brillar, pero algo pasa en el camino que decide dejar su carrera profesional a un lado. Desde mi experiencia, se debe a que no puede con todo y entonces elige dejar una cosa por otra. Se tiende a pensar que el ser una ejecutiva implica no atender a tu familia o el que el tener familia implica no atender al trabajo.  

¿Cómo lograste ese balance?

Se puede tener una familia, un matrimonio, una carrera, una vida saludable y de entretenimiento. Duermo poco y trabajo mucho. El punto es creértela ¿por qué no hacer todo en combinación? Ayudo a  otras corporaciones y doy tiempo a varias instituciones (porque para mí es importante), gracias a que he sabido organizarme.

¿Has hecho un alto en el camino?

Hay cosas que he dejado de hacer o he pospuesto durante mi carrera, pero no me he sacrificado por ella,  o no he sentido culpa por hacerlo y creo que eso es lo que hace falta a las mexicanas, entender que hay etapas en la vida en las cuales puedes tomar decisiones.

¿Cuál es la fórmula?

En alguna ocasión una jefa me dijo “para que sigas con tu vida profesional, personal y encuentres equilibrio necesitas una estructura en casa (ayuda y apoyo)”. Por mi ascenso he tenido gente cerca que me apoya en diferentes aspectos, pero nadie me va a sustituir como esposa, madre, amiga, hija y hermana. Esos roles los juego muy bien estoy muy enamorada de mi marido y seguimos siendo novios, amo a mis hijo, a mi familia, adoro mi trabajo y en general estoy feliz con mi vida.

¿Qué recomiendas a las mujeres para equilibrar la vida laboral y profesional?

Hay que aprender a decir “no” y a pedir ayuda, porque creemos que todo lo tenemos que hacer solas. Planear tu vida, visualizar hasta dónde quieres llegar y decidir lo que quieres hacer, planearlo, no sacrificar  nada; hay que posponer, elegir, priorizar, conocerse bien, organizar tu vida de acuerdo con lo que quieres lograr. La tecnología ayuda muchísimo para estar en casa y trabajar.

*Mujer Ejecutiva