Beatriz Tinajero, toda una emprendedora social

0

La directora del Hotel B Cozumel encontró un área de oportunidad entre lo vanguardista y las artesanías mexicanas, para generar fuentes de empleo

El Hotel B Cozumel tiene un concepto boutique, se ubica en una zona tranquila y exclusiva a las orillas del caribe mexicano, tan solo a cinco minutos del centro de la ciudad, del aeropuerto y el campo de golf. Se distingue por su diseño que es una fusión contemporánea -artesanal mexicana, gracias al trabajo de los artesanos de esa zona que se sumaron a la cadena de valor de este negocio.

Beatriz Tinajero Tarriba, Directora General del Hotel B Cozumel y Presidenta de la Asociación de Hoteles de Cozumel, explica que su modelo de negocio se basa en incorporar a pequeños artesanos y productores de la zona, con el objetivo de descontextualizar la artesanía y lo típico mexicano, para lucirlo en un ambiente mucho más vanguardista, cool y padre.

A la gente le gusta mucho, es una de las cosas que más mencionan, el diseño y el arte.

Las atractivas y elegantes artesanías que decoran el Hotel B Cozumel son hechas por artesanos provenientes de Oaxaca, Yucatán, Michoacán, Guerrero, Hidalgo, Quintana Roo y Chiapas.

Tinajero Tarriba dice que para incorporar a los artesanos a la cadena de valor del hotel todas las artesanías están a la venta.

La idea es que siempre los huéspedes que regresan a visitarnos encuentren una atmósfera y decoración diferente.

El concepto logró tener éxito, por eso su siguiente proyecto para este año es hacer un catálogo de las artesanías para que los huéspedes conozcan todo los productos que hay, los compren y también los venderá a través de internet.

Durante el gobierno del ex presidente de México, Felipe Calderón, Beatriz Tinajero fue Directora de Asuntos Internacionales, poco antes de concluir su trabajo ahí tuvo la oportunidad de iniciar su negocio enfocado al emprendimiento social y no dudó en realizarlo. [I]“Lo que siempre quise fue contribuir más allá de mi bolsillo y dejar mi granito de arena. Tuve la duda de dónde hacerlo, si desde el sector social, a través de una ONG, gobierno o sector privado”[/I]. Por eso cuando viajó a Oaxaca y vio un área de oportunidad en la parte turística y de relación con comunidades, comenzó a trabajar en el proyecto que inició formalmente en julio de 2011.

Resultados

La directora explica que desde hace tres años que inició su negocio, a penas en 2013 alcanzó sus metas, “[I]la verdad es que ha sido un gran reto, cuadruplicamos la tarifa y ahorita ya cuadruplicamos la ocupación. El primer año la inversión no fue tan grande, invertía lo que generaba el hotel, por eso fue muy difícil, además la gente no nos conocía y no tenía grandes recursos para hacer una campaña de marketing”[/I].

Beatriz platica que hubo veces que solo tenía dos cuartos ocupados, empezó con un equipo de trabajo de 10 personas, ahora suman 55 y este último año alcanzaron una ocupación acumulada de 60%, porque cuando iniciaron no llegaba ni a 20 por ciento.

Abrimos la página web hotelbcozumel.com, redes sociales y lo más efectivo son las recomendaciones de boca a boca, explica.

Un granito más de arena

Pero Beatriz no conforme con la cantidad de trabajo que tenía en su negocio tuvo que explorar nuevos horizontes para continuar con el impulso de su empresa. Y entonces buscó ocupar la Presidencia de la Asociación de Hoteles de Cozumel y lo logró.

Fue parte de mi romanticismo para cambiar las cosas. Mis objetivos son representar los intereses de los hoteleros que forman parte de asociación, promover la isla para posicionarnos en el mercado de México, Estados Unidos, Canadá, Europa y América Latina y mejorar la experiencia de los visitantes. Cozumel trae algunos retos, desde tener un medio de transporte urbano, que no tenemos ahorita es puro taxi, y convertirla en la isla del deporte en colaboración con el gobierno y de la sociedad civil. Es decir que haya coordinación, porque Cozumel es un problema, a pesar de lo chiquito que es la gente no se pone de acuerdo”, enumera.

El reto que tiene entre manos es ambicioso, pero no duda en poner su mejor desempeño, porque además es la primer mujer en estar al frente de esta presidencia.

Para escalar poco a poco y ser la dueña de su propio negocio se define como: una mujer con empuje, ambiciosa y autocrítica. Además siempre ha estado dispuesta a enfrentar retos y juicios, por ejemplo

mucha gente habrá pensado que por no tener experiencia o por ser mujer no hubiera podido sacar adelante al hotel, ni a la asociación.

La empresaria explica que en cuestión de ventas en el área de hotelería hay muchas mujeres, pero en puestos directivos la mayoría son hombres, por lo hay mucha reticencia en ciertos círculos y constantemente demostrar la capacidad de trabajo y tener paciencia para llegar a donde te has propuesto. “La perseverancia y el autoanálisis son bien importantes”, expresa.

Por último, destaca que algo complicado para nuestro género es todavía el balance entre familia y trabajo,

yo aún no tengo hijos, pero el papel de la pareja es muy importante que apoye tus proyectos y también en el tema de la casa y la familia, pero no siempre se da de forma natural hay que educar a las nuevas generaciones

, finaliza.