Redes sociales
Redes sociales

Objetividad en la toma de decisiones

Por: Mujer Ejecutiva 05 julio 2024
Compartir
Objetividad en la toma de decisiones

Es necesario ser lo más objetivos posibles para tener resultados óptimos

¿Eres del tipo de personas que toman decisiones y resuelven sin analizar mucho? Si es así, eres susceptible al Efecto Priming; es decir, tus decisiones son tomadas por una serie de estímulos. Pero, en sí mismo, ¿qué es este efecto? Es el indicador de las respuestas que toma una persona ante una situación, de manera inconsciente.

Este tiene múltiples usos, desde la mercadotecnia hasta la carrera que menos te imagines. Lo podemos ver reflejado en campañas políticas, cuando intentan ganar tu voto enviando estímulos que no llegas a notar a simple vista.

Muchas empresas también lo utilizan para vender sus productos o asocian su marca con algo que el cliente desea. Este efecto está reforzado en los estereotipos. Es por eso que si no se tiene un buen uso puede ocasionar efectos negativos en las personas.

¿Obtuviste tu primer crédito? así puedes mantener un buen historial crediticio

Podemos encontrar diversos tipos de efecto priming:

1. Perceptual y conceptual

Este video te puede interesar

Como lo dice su nombre, tiene todo que ver con la percepción del estímulo, donde se genera la respuesta. Mientras que cuando hablamos de la conceptual, es más asociativo con tus patrones de pensamiento.

2. Efecto positivo y negativo

Estos hacen referencia a la velocidad del pensamiento. Con el positivo se pretende una respuesta rápida y automática. Por otro lado, el efecto el negativo es aquella que no genera velocidad en la respuesta y es más lento.

3. Semántico y asociativo

En el caso del primero, es cuando se asocian ciertas palabras con otras que no significan lo mismo, pero sí están directamente relacionadas. En el caso de lo asociativo, las palabras o conceptos no tienen relación entre sí.

4. Por bondad

Es aquel que tiene un efecto tras un acto de generosidad de un individuo a otro. Entonces se puede responder de la misma manera y los estímulos negativos disminuyen. Un acto de bondad siempre
provoca otro.

La toma de decisiones es un ejercicio que debe ser estructurado si es que queremos que dé buenos resultados. Al ser un ejercicio de alta responsabilidad, este debe ser un acto en el que debemos tener claridad de los motivos que te impulsan a tomar la decisión para pensar en opciones de solución y de entre estas, elegir la mejor alternativa.

De ahí es necesario identificar ¿cuáles son los criterios a usar para elegir una opción?, esto ayudará a obtener información necesaria para la toma de decisiones. La sugerencia además, es dar valores numéricos a los criterios previamente fijados, facilitar la elección de una alternativa y asignar puntajes altos a los criterios importantes.

Necesario el empoderamiento financiero

Especialistas sugieren crear una lista de alternativas para brindar a diferentes campos de acción con consecuencias independientes. ¿Dónde encontrarlas?, buscar información y combinarla con la experiencia que tenemos dará diferentes opciones.

Luego de lo anterior, es necesario realizar un cruce de las opciones con los criterios establecidos, y descartar aquellas que consideres no son idóneas. El proceso de toma de decisiones finaliza cuando se ejecutan las acciones necesarias para implementar la decisión. Valorar los resultados permitirá conocer si la decisión que se tomó fue la indicada y si no, tomar acción para mejorar con base en lo aprendido durante el proceso.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

ALEJANDRA LAGUNES, con visión innovadora

Descargable

No te pierdas nuestro especial: ALEJANDRA LAGUNES, con visión innovadora

Descarga gratis

Notas relacionadas