Ver ediciones digitales
Compartir

Ciberseguridad

Huellas biométricas: Una forma de protección de datos

Por: Alberto Martínez Escamilla 26 Feb 2020

Las huellas biométricas permiten mantener más seguros los datos de los usuarios y son más prácticas para desbloquear sistemas como los smartphones   Andrés Villa Big […]


Huellas biométricas: Una forma de protección de datos
PUBLICIDAD

Las huellas biométricas permiten mantener más seguros los datos de los usuarios y son más prácticas para desbloquear sistemas como los smartphones  

Andrés Villa
Big Data & Analytics Solutions Specialist de SAS

El reciente fallo en seguridad de la aplicación TikTok ha puesto en evidencia que las conocidas y frecuentes medidas de registro que existen son vulnerables y ponen en riesgo los datos de los usuarios pues pueden caer en manos de los ciberdelincuentes.

Hoy en día, gracias al avance de la tecnología y de la inteligencia artificial es posible contar con mejores y más seguras medidas de registro. Tal es el caso de la biometría y del uso de las huellas biométricas, las cuales se establecen por un patrón único y propio de cada ser humano para ser utilizadas como una forma de autenticación.

Huellas existentes

Existen diversas huellas biométricas comúnmente utilizadas en el día a día; la huella digital es la más común, también existe el reconocimiento facial, que ya se utiliza en teléfonos inteligentes, y el reconocimiento del iris, que extrae características de esta sección del ojo para establecer un patrón que puede identificar a una persona.

Beneficios de la biometría

El primero es el nivel de seguridad que ofrece, sobre todo cuando hablamos de dinero o datos sensibles y el objetivo es asegurarlos colocando más capas de seguridad. De esta manera se reduce la probabilidad de forzar un sistema ya que, por ejemplo, en el caso de pérdida o robo de una tarjeta de crédito, si hubiese un segundo factor de autenticación biométrico como reconocimiento facial, el defraudador no podría forzar el sistema manteniendo el dinero seguro.

En segundo lugar, la practicidad. Desbloquear un teléfono inteligente solo colocando por un poco más de medio segundo el dedo pulgar es mucho más rápido que poner una clave de 4 dígitos. Hay que tener en cuenta la cantidad de veces que se utiliza el celular durante el día, es bastante práctico poder hacerlo a través de la huella digital que de manera mecánica.

La privacidad es una razón muy importante y que no se puede dejar de lado. Recordemos que hoy en día estamos en un mundo digital donde cada post, log in, llamada y hasta cada vez que pasamos frente a una cámara de seguridad en la calle dejamos un “rastro digital”. Por lo tanto, esto permite que sea muy improbable que alguien quede fuera del mundo de la data e información digital que se genera con el uso de dispositivos móviles.

Otra razón importante para el uso de la seguridad a través de la biometría es la transformación digital en el futuro pues, más adelante, es posible que, al incrementarse el nivel de digitalización en diferentes áreas, incluso las tarjetas de crédito dejen de existir para dar lugar a transacciones a través de alguna huella biométrica como el reconocimiento facial.

Uso correcto

Para el correcto uso de la biometría es muy importante considerar tres pilares. Las corporaciones o gobiernos que hicieran uso de huellas biométricas deben usarlas de forma respetuosa, informando oportunamente el motivo de su uso y eliminando la huella si la persona lo desea. Las leyes y regulaciones deben permitir que el usuario pueda ver de forma transparente cómo se está utilizando la data biométrica que se obtiene de ellos; y por último, los usuarios deben informarse y entender como están usando esta información y verificar, por ejemplo, a qué empresa u organización ceden data tan sensible como la huella digital.

 

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?