Evita fraudes con estas acciones

En ningún momento se debe proporcionar información de acceso, códigos de seguridad o realizar algún pago por adelantado para obtener un crédito

La adopción y uso de herramientas tecnológicas impulsada por el confinamiento, trajo consigo un aumento en el número de fraudes cibernéticos. Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), de enero a mayo de este año, se han recibido 8 mil 102 quejas por fraudes cibernéticos, cifra que representa un aumento del 89% con respecto a las 4 mil 284 recibidas durante el 2020.

De acuerdo con la Condusef, los usuarios de tarjetas de débito fueron el principal blanco de los ciberdelincuentes, quienes han adoptado nuevos mecanismos como llamadas telefónicas, mensajes de texto, correos electrónicos e incluso las redes sociales, para engañar a sus víctimas.

En este sentido, Sofía González, Business Head de Creditas en México, destaca que empresas apócrifas han aprovechado los problemas económicos que enfrentan las personas para hacerse pasar por instituciones financieras y ofrecerles créditos que al final del día resultan ser fraudes.

Ante esta situación, comenta que las personas deben mantenerse atentas y no proporcionar ningún tipo de información personal o contraseñas. Además, recomienda tomar en cuenta los siguientes aspectos:

Oferta de créditos no solicitados

Puede ocurrir que las instituciones financieras ofrezcan algún tipo de crédito aun cuando las personas no lo hayan solicitado y no necesariamente se trata de un fraude; sin embargo, se debe actuar con cautela e informarse más al respecto en las fuentes oficiales de las instituciones de crédito.

Atractivos beneficios

La mayoría de los defraudadores ofrecen créditos con tasas de interés muy bajas, con cero requisitos y sin considerar el historial crediticio. Una institución financiera real tiene que hacer un análisis de identidad y riesgo y, a partir de ello, ofrecerte una tasa de interés, monto y condiciones.

No solicitan información complementaria

Actualmente, las herramientas tecnológicas facilitan que las instituciones financieras aprueben o hagan un análisis de crédito en poco tiempo, principalmente si el solicitante ya es cliente de sus servicios. Sin embargo, al recibir una oferta de crédito que no requiere ningún dato adicional como comprobar tu identidad o tus ingresos, puede ser una señal de que se trata de un fraude.

Canales oficiales

También es importante tener cuidado si una institución financiera te contactan a través de mensajes por WhatsApp o redes sociales que no pertenecen a una institución regulada; además es importante prestar atención a la URL de la página web. Algunos fraudes replican elementos visuales simulando ser empresas reconocidas, pero no son el canal oficial de la organización.

Pago por adelantado

Este es uno de los intentos de fraude más comunes. Recuerda que ninguna institución financiera regulada solicita ningún tipo de pago por adelantado para evaluar o autorizar un crédito; ni tampoco. Regularmente los delincuentes suelen solicitar pagos por anticipado para gestionar algún trámite o seguro.

Sentido de urgencia

Los delincuentes buscan presionar a sus víctimas haciéndoles creer que si no proporcionan la información que solicitan o si no actúan inmediatamente, pueden perder la oportunidad de obtener ese crédito; lo cual es una señal evidente de que se trata de un fraude.

Finalmente, se debe ser muy cuidadoso de la información personal.  Si bien es cierto que las instituciones financieras solicitan datos de identificación, en su sitio web debe estipular qué tipo de información requiere y con qué finalidad. En ningún momento se debe proporcionar información de acceso, códigos de seguridad o similares.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube