Dirigente del COI, detenido por revender entradas para Río 2016

0

Patrick Joseph Hickey, presidente de los Comités Olímpicos Europeos fue detenido por la policía brasileña; también fue arrestado el irlandés, Kevin James Mallon

El presidente de los Comités Olímpicos Europeos fue arrestado este miércoles en Rio de Janeiro, tras ser acusado de reventa ilegal de entradas para los Juegos Olímpicos, anunció la policía brasileña.

Agentes de la policía “cumplieron una orden de búsqueda y captura contra Patrick Joseph Hickey, de Irlanda, miembro del Comité Olímpico Internacional”, precisó la policía en un comunicado. “Fue arrestado”, confirmó un portavoz policial.

La prensa brasileña informó de que Hickey fue arrestado en un hotel donde se alojan dirigentes olímpicos en Barra de Tijuca, cerca del Parque y la Villa Olímpicas. Según el portal G1, Hickey se sintió mal durante su arresto y fue trasladado a un hospital.

“Hoy dimos un paso importante; conseguimos detener y hacer búsquedas en un hotel en Barra da Tijuca y detener a un miembro del COI, el presidente del Comité Olímpico Irlandés. Con su arresto y las otras detenciones que hemos hecho, avanzaremos en las investigaciones”, dijo este miércoles Ronaldo Oliveira, director de investigaciones especiales de la policía civil de Rio, en una conferencia de prensa.

La detención del alto dirigente del COI está vinculada a la reciente desarticulación de una red internacional de reventa ilegal de entradas para los Juegos de Rio, obtenidas a través del Comité Olímpico Irlandés.

El irlandés Kevin James Mallon, jefe de la empresa THG Sports, una compañía que tenía autorización para revender entradas de los Juegos de Londres-2012 y Sochi-2014, fue arrestado el 5 de agosto en Rio, día de la ceremonia inaugural de los Juegos, y acusado de reventa ilegal de ingresos.

Mallon, el primer extranjero detenido, es “uno de los directores de la empresa inglesa THG, cuyo presidente James Sinton fue preso en 2014 por estar involucrado en la ‘mafia de los ingresos’ para la Copa del Mundo” en Brasil, dijo la semana pasada la policía.

Las autoridades se incautaron el día de la detención de Mallon 781 entradas “que eran comercializadas por valores altísimos”. THG vendía entradas para la ceremonia inaugural por 8,000 dólares, cuando el precio oficial más alto era de 1,300, explicó el inspector Ricardo Barbosa en una conferencia de prensa.

Mallon fue detenido en un hotel de Barra da Tijuca, en la zona oeste de Rio, cuando vendía las entradas a unos 20 compradores que también fueron conducidos a la comisaría para declarar.

THG vendía “plazas particulares para eventos muy demandados como la final del fútbol, las ceremonias de apertura y de clausura de los Juegos. Estas entradas pueden tener un valor enorme. Con estas entradas la empresa hubiera podido ganar 10 millones de reales (3.15 millones de dólares)”, dijo Barbosa.

THG fue la empresa responsable de la venta oficial de entradas para Londres-2012, pero no estaba autorizada a vender entradas para Rio-2016.

Durante la Copa del Mundo de 2014 en Brasil, Sinton, exjefe de THG, fue arrestado en un hotel de Rio y acusado de revender ilegalmente entradas para los partidos a través de paquetes VIP. El empresario pagó entonces una multa y salió rápidamente del país.