6 personajes que inmortalizaron el “arte” del plagio

0

A lo largo de la historia se han suscitado casos en que la falta de ideas buscan inspiración en algunas otras ya realizadas

LUIS ESTEBAN LOZANO GONZÁLEZ

Copia, robo, reproducción y un sinfín de adjetivos se le dan a aquellas personas que violan el derecho de autor, utilizando obras ajenas sin la autorización debida o de manera encubierta. En la historia se han registrado muchos casos, que en su mayoría no llegan a los juzgados, sin embargo quedan en la historia debido al escándalo que provocan a su alrededor:

El Rey León

Disney realizó esta cinta, resultó uno de sus más grandes éxitos cinematográficos, siendo ganadora de dos premios Oscar. Sin embargo existe una “mancha” en el historial de la animación llamada; “Kimba, el león blanco”, que se trataba de una serie animada emitida en Estados Unidos alrededor de los años 60 y basada en el manga “Jungle Emperor Leo”, creado por el animador nipón Osamu Tezuka.

Las similitudes son evidentes; dos leones protagonistas, la muerte del padre y sus apariciones en el cielo, en ambas hay un tío malvado y por último los personajes secundarios (una joven leona, un pájaro, las hienas y el mono sabio).

Sin embargo en innumerables ocasiones, Roger Allers y Rob Minkoff, directores de la película, dijeron haberse basado en la obra de “Hamlet”, la cual también presenta muchas similitudes.

Barack Obama

En 2008 el portavoz de la campaña de Hillary Clinton, Howard Wolfson, acusó a Obama, de haber plagiado una retórica del gobernador de Massachusetts, Deval Patrick.

“Si toda campaña se trata de palabras, entonces cada quien debe tener sus propias palabras”, dijo la entonces senadora, Hillary Clinton sobre Obama.

Por su parte Barack Obama, admitió haber utilizado algunas palabras de Deval en alguna cena; “Deval y yo hacemos cambio de ideas todo el tiempo y él usa líneas mías de vez en cuando”, expresó.

Robin Thicke y Pharrell Williams

Ambos fueron parte de la exitosa canción “Blurred lines”, sin embargo los hijos de Marvin Gaye, leyenda de la música soul, los acusaron por plagio al considerar que habían robado la canción “Got to give it up”.

Un tribunal de Los Ángeles los encontró culpables y obligó a que pagaran 7.4 millones de dólares a los hijos de Gaye.

“Pharrell y yo estábamos en el estudio y le mencioné que una de mis canciones favoritas de todos los tiempos era Got to give it up. Le dije ‘maldita sea, tenemos que hacer algo como eso, algo con ese groove’. Entonces empezó a tocar aquí y allá y literalmente escribimos la canción en media hora y la grabamos”, declaró Thicke poco después.

Melania Trump

La esposa de Donald Trump expresó un discurso en Cleveland, el cual tuvo fragmentos de un texto escrito y leído por Michelle Obama en 2008, lo cual generó críticas severas en redes sociales.

“Sobre la elaboración de su hermoso discurso, el equipo de redactores de Melania han tomado notas de las inspiraciones de su vida, y en muchas instancias se han incluido fragmentos que reflejan su propio pensamiento. La experiencia de Melania como inmigrante y su amor por EU han brillado a través de su discurso, lo que le ha convertido en un éxito”, expresaron los asesores de Trump para resarcir lo hecho.

Shakira

La cantante colombiana se ha visto envuelta en un gran número de estos casos; uno de los más sonados fue el de la canción “Hips don’t lie”, la cual lleva una introducción de trompetas inicial muy parecida a la canción del salsero Jerry Rivera llamada “Amores como el nuestro”.

Wycleaf Jean, quein colaboró con ella fue quien le sugirió incluir el arreglo. “Cuando escuché el arreglo me acordé de esa canción de salsa que bailaba desde los 13 años. Sin embargo, Wyclef me mostró una canción de hip-hop que contenía este fragmento, y era definitivamente anterior a la canción de Jerry. Fue entonces cuando decidimos usarlo, porque nosotros seríamos los terceros en utilizarlo en una canción. No había posibilidad que nos demandaran”, declaró Shakira.

Led Zeppelin

Un grupo estadounidense llamado Spirit, denunció a la banda británica por haber, supuestamente, plagiado su canción “Taurus” y convertirla en “Stairway to heaven”, pieza icónica de Zeppelin.

Un jurado de Los Ángeles se encargó de desestimar la demanda, pues no se encontró la suficiente evidencia, debido a que la similitud se trata de una escala cromática descendente de tonos muy popular dentro de la música y que por lo tanto no tiene derechos de autor.

“Esa particular noche me senté con Jimmy cerca del fuego, y tenía este primer couplet que encajaba con lo que estaba tocando”, fue la declaración de Plant ante el juez para defender su inocencia.