Entre las empedradas calles de Oaxaca

0

Casa Bonita Boutique & Spa es un sitio cuya autenticidad nos provoca a sorprendernos, a disfrutar de los aromas y gran diversidad de sabores 

Melanie Béard

La fascinante historia de Oaxaca, que se remonta a unos 11 mil 500 años, ha estado dominada por las civilizaciones zapoteca y mixteca; culturas que han heredado tradiciones y una estética, que es posible observar en su cultura y edificios coloniales.

Un destino rico en tradición, reconocido por su alta gastronomía y amado por su alma autentica, Oaxaca es hogar; con espacios únicos, especiales y fascinantes, que nos sumergen en mundos de magia.

Uno de estos lugares es el pintoresco Casa Bonita Boutique & Spa, un sitio cuya autenticidad provoca a encariñarnos. Ubicado en una ciudad llena de historia y con rica cultura, el hotel ha logrado combinar con éxito las tradiciones con la más fina arquitectura y estilo.

En la imagen, Casa Bonita Boutique & Spa, un sitio cuya autenticidad provoca a encariñarnos.

En la imagen, Casa Bonita Boutique & Spa, un sitio cuya autenticidad provoca a encariñarnos.

Son pequeños detalles los que nos conquistan y nos atrapan, enamorándonos del hogareño estilo de la hotelería de Oaxaca. Una casa convertida en hotel, o un hotel en el que te sientes como en casa, Casa Bonita Hotel Boutique & Spa nos sumerge en la rica cultura de Oaxaca.

La calidad y calidez que le caracterizan le han otorgado ser el único hotel boutique de lujo en Oaxaca en contar con dos premios internacionales de alto nivel.

Sus jardines son una vibrante paleta de formas y colores, diseñados para transportarnos a un ambiente de serenidad y belleza.

Estrella de mar

En el restaurante Estrella de mar, con un ambiente sofisticado y tradicional, se fusionan elementos de la cocina asiática con la oaxaqueña, para dar como resultado sabores únicos.

Además, con gran imaginación y sed por descubrir nuevos caminos, la chef Natalia Delgado ha innovado platillos icónicos con toques sorprendentes que nos recuerdan la versátil y caprichosa personalidad de la entidad.

Cada platillo, monumento, calle, iglesia, vestimenta tradicional y festividad nos remonta al intrigante pasado de esta histórica ciudad.

En la imagen, sus jardines son una vibrante paleta de formas y colores, diseñados para transportarnos a un ambiente de serenidad y belleza.

En la imagen, sus jardines son una vibrante paleta de formas y colores, diseñados para transportarnos a un ambiente de serenidad y belleza.

Volver a la historia

Fundada en 1486 por guerreros mexicas, pasó de ser un establecimiento prehispánico a ser el destino favorito del Rey Carlos I de España, quien llamó a la ciudad Antequera, hasta convertirse en el vibrante corazón de México.

Finalmente, enclavada en un valle al centro de la Sierra Madre del Sur, Oaxaca se impregna en nuestra piel, invocada en nuestra memoria con el más fino toque de aroma de mole en el aire, con el sonido de huaraches haciendo eco en una calle empedrada, o con las melancólicas notas de una guitarra mexicana.

En la imagen, en el restaurante Estrella de mar tiene un ambiente sofisticado y tradicional, se fusionan elementos de la cocina asiática con oaxaqueña.

En la imagen, en el restaurante Estrella de mar tiene un ambiente sofisticado y tradicional, se fusionan elementos de la cocina asiática con oaxaqueña.