Ver ediciones digitales
Compartir

Openminder

Venture Builder, a favor de las ideas innovadoras

En el pasado todo lo que representaba esquemas de inversión sucedían en círculos bastante cerrados, hoy a nivel mundial, todos podemos ser inversionistas El medio […]


Venture Builder, a favor de las ideas innovadoras
PUBLICIDAD

En el pasado todo lo que representaba esquemas de inversión sucedían en círculos bastante cerrados, hoy a nivel mundial, todos podemos ser inversionistas

El medio empresarial se encuentra en una época compleja, se vuelve fundamental voltear a ver otros horizontes, distintos a los que se está acostumbrado, puesto que los hábitos  y las necesidades de los consumidores está cambiando de manera vertiginosa.

En este sentido, las ideas que podamos tener serán, hoy más que nunca, nuestras mejores aliadas para alcanzar el éxito. Pero para ello, es importante también, contar con todas las herramientas que nos permitan crear nuevas ideas o modelos de negocios, para abrirnos paso a la realidad que se está viviendo y que no puede dejarse pasar.

Cualquier persona puede ser inversionista

Un elemento importante es la obtención del financiamiento para poner en práctica aquello que ya identificamos que puede ser un área de oportunidad. Si bien es cierto, existen figuras tradicionales de apoyo a emprendedores como por ejemplo un crédito bancario, hay otras que están tomando mucha fuerza y que son también viables para iniciar un negocio.

En entrevista para Mundo Ejecutivo, Gonzalo Núñez, country manager de Rokk3r, señaló que desde un primer momento, el capital privado comenzó a colocar dinero en acciones de empresas que tenían un buen rendimiento y estaban creciendo, pero era un ejercicio más conservador, en el sentido de que se hacía en compañías establecidas que podían estar expandiéndose geográficamente o bien, que buscaban una nueva línea de producto, por lo tanto, el posicionamiento que se tenía sobre estas empresas, era preservando el patrimonio con perspectivas a largo plazo y con rendimientos estables y con un mayor riesgo.

Si bien, este modelo sigue funcionando, el Venture Builder es una alternativa que está asociada con la innovación, y aunque podría ser una figura relativamente nueva, ya tiene en el mercado alrededor de diez años.

Más que sólo una idea

Es importante considerar todo lo que implica convertir una idea en una empresa, el equipo de traba jo es fundamental para los inversionistas, hay todo un proceso en el que se va identificando que tiene un equipo, un plan, una infraestructura, comentó Gonzálo Nuñez.

Las ventajas que tiene el Venture Builder para aquellos emprendedores, es que no sólo se habla de invertir dinero, sino que existe un acompañamiento constante, reduciendo los riesgos en lo que se está haciendo para ambas partes.

El empresario refirió que:

“Es importante entender que el término ser inversionista cambió, estaba muy cerrado y hoy podemos decir que hay distintas modalidades de inversión y es ahí donde invitaría a las dos partes, al que quiere pensar como inversionista y al que necesita inversionista. Conoce, estudia las distintas opciones que hay, si eres emprendedor, entiende las distintas formas que necesitas para tu proyecto y si ya eres un corporativo, entiende qué tipo de socio inversionista necesitas”.

Las empresas dedicadas al Venture Builder, tienen que asegurarse que el producto, empresa o servicio en el que se invertirá esté muy bien asociado en el mercado, pues una de sus funciones es centrarse en la parte legal, administrativa y de desarrollo, para que aquel que está buscan- do el apoyo económico, no tenga que preocuparse de más nada.

Finalmente, las circunstancias nos presionan a buscar cómo resolver situaciones. “Hay quienes dicen que el mundo cambió, y se preguntan qué empiezo a hacer hoy; un segundo grupo dice, tengo que hacer algo, déjame investigar, y otros dicen a lo mejor quizás la cosas serán como antes. Es aquí en donde tienes que identificar en qué grupo estás”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?