Ver ediciones digitales
Compartir

Opinión

¿Qué acciones tomar, dado que no tenemos un planeta B?

Por: Colaborador 23 Jul 2020

Hoy es momento de actuar a favor del planeta para evitar un impacto mayor del que ya estamos atravesando con la actual pandemia Covid-19 y […]


¿Qué acciones tomar, dado que no tenemos un planeta B?
PUBLICIDAD

Hoy es momento de actuar a favor del planeta para evitar un impacto mayor del que ya estamos atravesando con la actual pandemia Covid-19 y el cambio climático

Francisco Suárez Hernández
Director de general de AdeS para América Latina
Expresidente del Consejo del World Environment Center

Fotografía: Antonio Soto Feria

Hoy más que nunca hemos logrado demostrar como sociedad la increíble colaboración que los seres humanos podemos tener para salir adelante ante las adversidades. Nuestro reto es reducir a la mitad las emisiones de CO2 para evitar un aumento de la temperatura de 1.5°C y la pandemia no debe provocar demoras o distractores en este compromiso.

El camino hacia la descarbonización está avanzando de manera inconsistente, pero con iniciativas de gran escala como “Race to Zero” de la ONU, la cual tiene por objetivo llegar a Cero Emisiones netas de Carbono en el año 2050, han logrado que alrededor de un tercio del PIB mundial ya esté comprometido con dichos principios exhortando a los líderes empresariales, ciudades e inversionistas a respaldar la propuesta y ser parte del impulso multisectorial.

México necesita ser partícipe del cambio

En México tenemos buenas iniciativas y proyectos que NO podemos y debemos permitir perder, siendo un país rico en energía renovable es fundamental continuar impulsando más proyectos como los que han impuesto record mundiales.

Tal es el caso de la instalación diaria de paneles solares en un parque de energía solar en el desierto de Chihuahua, el cual será uno de los más grandes en América Latina. Se prevé que su construcción concluya este año con el objetivo que, sus más de 2 millones de paneles solares suministren energía para el equivalente a 1.3 millones de hogares y así apoyar en cumplir la meta de generar 35% de energía renovable para el año 2024.

Leyes a favor de nuestro planeta

Por otro lado, es una realidad que falta un mejor seguimiento a la verificación y cumplimiento de las metas con respecto a la reducción de emisiones en cada uno de los países firmantes del Acuerdo de París. Asimismo, la discrepancia de acciones dentro de un mismo país es muy común, donde existen ministerios que apoyan inversiones en combustibles fósiles y al mismo tiempo otros están impulsando acciones basadas en el desarrollo y utilización de energía limpia y movilidad sustentable.

El gobierno de Inglaterra, por ejemplo, ha sido pionero en temas ambientales implementando la Ley de Cambio Climático en el 2008, pero ha sido cuestionado por no tomar en cuenta los impactos ambientales de sus decisiones de gasto y financiar combustibles fósiles en el extranjero.

Sin embargo, existen buenas noticias de una nueva y ambiciosa ley climática aprobada recientemente en Dinamarca que busca encontrar una forma de evitar estas contradicciones y algunas de las otras inconsistencias comunes de las leyes climáticas.

Esta legislación convierte a Dinamarca en uno de los pocos países que comienzan a proporcionar nuevos planos de cómo el gobierno puede realmente abordar el cambio climático. Su ley podría convertirse en una de los esquemas más cercanos a una ley que haría que el cambio climático, o al menos que la falta de esfuerzo para detenerlo, sea realmente ilegal y si no está encaminado al logro de las metas para efectos prácticos, el parlamento puede presentar la iniciativa para el que gobierno en turno tenga que renunciar.

Existen buenas prácticas y medidas mucho más extremas para una realidad que todos debemos reconocer:

¡No tenemos un Planeta B, por lo que debemos cuidar el único que tenemos!

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?