Resiliencia y humanismo, objetivos en la nueva normalidad

0

Es momento de replantearse ¿cuál es nuestra contribución como empresa?, y si nuestros productos o servicios no existieran, ¿hay otros que podrían ofrecer exactamente lo mismo?

Miguel Ramírez Vergara
Socio y fundador de CyPress, Comunicación y Prensa

En relaciones públicas sabemos que no hay dos crisis iguales. Pero esta crisis económica-sanitaria dejará huella por su alto nivel de contagio, mortalidad, impacto en la movilidad humana, así como una economía con severos daños y nuevos hábitos de consumo.

Como empresa, es momento de replantearse: ¿tiene sentido lo que hacemos para la sociedad? Además de nuestra visión y misión, ¿cuál es nuestra contribución como empresa? Y si nuestros productos o servicios no existieran, ¿hay otros que podrían ofrecer exactamente lo mismo? De las respuestas, deberán surgir los objetivos.

Retos de comunicación

  1. Construir resiliencia, es decir, que esta crisis no sea un obstáculo, sino una oportunidad; las mejores ideas surgen de nuestra capacidad de vernos en el futuro como empresa y de las relaciones que debemos establecer a su favor.
  2. Tener un papel fundamental en la creación de protocolos de Regreso Seguro y lineamientos para Nueva Normalidad, privilegiando la seguridad y salud de los trabajadores.
  3. Escuchar al target, no desde un escritorio, sino de verdad salir de la agencia o de la oficina y ver en dónde vive, qué escucha, qué ve, qué lee, cómo son sus interacciones o conversaciones en redes sociales. Humanicemos y vayamos más allá de un reporte de NSE.
  4. Incluir ya, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), observemos que estos objetivos ayudarán a establecer una mejor comunicación con la comunidad aledaña, con los jóvenes, mujeres, ecologistas, entre otros grupos de interés y por ende con impacto en la reputación. (1)
  5. Utilicemos tecnología como big data para la creación de contenidos atractivos para la prensa, en redes sociales e historias atractivas para los influencers o líderes de opinión (KOL’s).

En manos de los científicos está encontrar una vacuna esperanzadora, pero en sus manos no está la reactivación económica de cada empresa, es urgente convertir estos retos en oportunidades con una visión humanista. Atrévase, sus clientes lo notarán.