Grupo Mundo Ejecutivo Suscríbete a nuestro Newsletter
Compartir
México   Tasa de interés objetivo: 4.25%  TIIE 28 días: 4.4940%  Cetes 28 días: 4.23%  Tipo de cambio Fix (MXN-USD): 19.3700  Inflación: 3.33%  UDI: 6.599904,  Reservas Internacionales: 195mil M USD  Aprobación AMLO (Mitofsky/El Economista): 56.6% (Var. 2020 -3.2%)  |  Capitales |   IPC - México: 43,874 (Var. 12 meses: -2.7%)  IBOVESPA - Brasil: 118,024 (Var. 12 meses: 3.2%)  IPSA - Chile: 4,211 (Var. 12 meses: -11.1%)  Dow Jones EEUU: 30,179 (Var. 12 meses: 6.9%)  NASDAQ EEUU: 12,756 (Var. 12 meses: 44.5%)  S&P500 - EEUU: 3,709 (Var. 12 meses: 16.2%)  TSE300 - Canadá: 17,535 (Var. 12 meses: 3.0%)  Eurostoxxx50 - Europa: 3,546 (Var. 12 meses: -5.2%)  CAC 40 - Francia: 5,528 (Var. 12 meses: -7.2%)  DAX - Alemania: 13,631 (Var. 12 meses: 3.1%)  FT100 - UK: 6,529 (Var. 12 meses: -13.4%)  Hang Seng – HK: 26,499 (Var. 12 meses: -4.9%)  Shenzen – China: 5,000 (Var. 12 meses: 24.5%)  Nikkei225 – Japón: 26,763 (Var. 12 meses: 12.4%)  |  Divisas |   MXN: 19.37 (Var. 12 meses: -4.9%)  CAD: 1.28 (Var. 12 meses: 2.6%)  GBP: 0.7407 (Var. 12 meses: 3.4%)  EUR: 0.063 (Var. 12 meses: 10.3%)  JPY: 103.30 (Mar. 12 meses: 6.1%)  BRL: 5.08 (Var. 12 meses: -20.0%)  |  Commodities |   Oro (Londres): 1,872 (Var. 12 meses: 26.6%)  Plata (Londres): 2,574 (Var. 12 meses: 50.9%)  Petróleo (Brent): 52.4 (Var. 12 meses: -20.9%)  Petróleo (WTI): 49.1 (Var. 12 meses: -19.4%)

Opinión

Trump ha muerto. ¡Viva Trump!

Por: Colaborador 09 Nov 2020

No importa ya qué números quiera uno manejar, la realidad es que mientras más se cuentan los votos llegados por correo enviados por gente urbana, […]


Trump ha muerto. ¡Viva Trump!
PUBLICIDAD

No importa ya qué números quiera uno manejar, la realidad es que mientras más se cuentan los votos llegados por correo enviados por gente urbana, estudiada, joven y pensante, más se garantiza la elección de Biden

Por Daniel Ajzen, de diariojudio.com

  • En Trump vs. Trump perdió Trump
  • Si sale del estrado calladito, como bailarina de ballet, pasará a la historia no por lo que hizo sino por lo que logró provocar.
  • Perdió el populismo “fascistoide”, triunfó la democracia secular.
  • Trump ha muerto. ¡Viva Trump!

No importa ya qué números quiera uno manejar, la realidad es que mientras más se cuentan los votos llegados por correo enviados por gente urbana, estudiada, joven y pensante, más se garantiza la elección de Biden.

Biden ganó, pero en realidad es Turmp el que perdió en una campaña en la que casi nadie se emocionó ni con Biden, ni con Harris, y mucho menos con su campaña electoral, pero que por lo menos cumplió con el requisito indispensable de dejar a Trump solito.

Esta fue una campaña de Trump contra Trump y él la perdió, pero al mismo tiempo yo creo que si tuviera la gracia de salir del estrado como “bailarina de ballet” pasaría a la historia como uno de los mejores presidentes de Estados Unidos y no por lo que hizo sino sobre todo por lo que provocó entre lo que destaca:

  1. Que los jóvenes se registraran para votar.
  2. Que los jóvenes en vez de irse de juerga se presentaran a votar.
  3. Que los jóvenes hayan aprendido a valorar el sistema en el que viven y lo poderoso de sus instituciones.
  4. Que estas instituciones que se estaban volviendo añejas, pesadas, impositivas, moletas, intrascendentes y más bien negativas ante los ojos de la población se revitalicen ahora que se ha demostrado todo lo que deberían haber hecho si funcionaran bien. Este rejuvenecimiento, refortalecimiento del sistema se lo debemos a los pobladores de las ciudades que finalmente fueron despertados, literalmente a punta de bofetadas por los exabruptos, insultos, populismo y empujones de Trump.
  5. Que los afroamericanos se despertaran y entendieran, (literalmente a punta de balazos) que o se ponen las pilas y participan o los seguirán matando impunemente personas a las que Trump calificó como «buena gente de los supremacistas blancos».
  6. Que todos entendieran que hay por lo menos dos grupos de hispanos que no tenemos nada que ver entre nosotros: los que han escapado de Centro, Sudamérica y el Caribe de gobiernos populistas y cuyos representantes -como Cruz- son unos déspotas, impositivos, pero que dicen odiar las dictaduras -y con justa razón- y los hispanos nacidos en USA que cansados de esconder a sus padres o abuelos indocumentados salieron a votar en masa para defenderlos de la expulsión del país, hispanos que piensan como americanos sin los traumas de los expulsados de países comunistas.
  7. Que los judíos hayan ya definido claramente sus posiciones y su profunda división interna entre los millenials (de los cuales solo al 5% le interesa el gobierno actual de ) y los judíos de edad avanzada de Florida que creen que todo lo que haga un israelí es bueno, aunque no lo sea.

Hoy la comunidad judía americana demostró la madurez de poner por sobre toda consideración la de salvaguardar el sistema democrático americano como su primera prioridad.

Por otro lado, los sionistas y proisraelís van a tener que usar la memoria para recordar cómo era el Israel de Rabin y buscar cómo crear una federación, nación -o como le quieran llamar- donde sus derechos y los de toda la población local sean respetados.

Lo que sí es claro, es que los evangelistas han salido de la pichada. Su «Dios» y sus ‘mandatos morales’ ya no determinarán decisiones de política interna ni externa, por lo menos no al extremo que lo hicieron bajo Trump.

Lección para evangelistas: Crean todo lo que quieran, pero no se lo impongan a los demás, por lo menos no en Estados Unidos, un país secular donde la Iglesia y el Estado -para evitar confrontaciones entre la población- están y deben mantenerse separados para que los religiosos tengan la libertad de serlo y los no religiosos de no serlo.

La Jerusalem mesiánica deberá dar lugar al Israel democrático; la imposición a las mujeres de tener hijos dejará abierta la libertad de cada quien, de decidir su vida, quizás los subsidios escolares les sean retirados (??) y el dinero se vuelva a usar en la educación publica pero ahora, gracias a Trump, una educación publica consciente de sus limitaciones, de lo mal que iban y de lo mucho que hay que hacer para recrear un nivel académico, un sistema de pensamiento racional al proceso educativo.

Gracias a Trump muchos de los vicios del pasado fueron expuestos, pisoteados, superados y ahora -si los demócratas se ponen las pilas- podrán ser curados.

OJO: dentro de dos años vuelve a haber elecciones. Si Biden sigue el ejemplo de Obama y no cumple sus promesas, Trump regresará y lo hará “con odio jarocho”.

Yo predigo que Trump no ha muerto. Lo que ganó le fascinó y el pleito por el control del partido republicano apenas empieza. Esas manifestaciones en la calle son los gritos de Trump tratando de conservar el poder en la oposición.

Si lo logra o no, será en buena medida resultado de lo que haga o deje de hacer Biden. Si Biden cumple, si la economía se sostiene, si la pandemia se controla, si Estados Unidos recupera la confianza del mundo y sus posiciones en el estrado internacional.

Ah claro, a ponerse las pilas los gobiernos populistas, los que creen que pueden «decretar» sin actuar; los que creen que, si mienten lo suficientes todos les creerán sus mentiras, los que creen que pueden abusar a su población por siempre porque ni ellos, ni sus millonarios serán necesariamente apoyados y financiados como lo fueron por Trump.

Recuerden Trump no está, porque no puede pelear la presidencia del país. Trump está peleando por la dirección del Partido Republicano que ya lo está repudiando, no por conscientes, no por el beneficio del país sino únicamente porque cada uno de ellos -los que se acaban de reelegir- quiere seguir siendo importante en su puesto y vivir del presupuesto. Los demás los que tendrán que reelegirse en dos años, esos están calladitos viendo por donde caen los ladrillos para saber a qué ritmo ladrar como políticos bien corruptos que son, pero por hoy lo importante es que la república se salvó,

Trump ha muerto, ¡Viva Trump!

El contenido original fue publicado en Diario Judío

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?