Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Cómo alinear tus inversiones con tus objetivos financieros

Por: Juan Carlos Herrera,Chief of Advisory & Investment Solutions en GBM 05 junio 2024
Compartir
<strong>Cómo alinear tus inversiones con tus objetivos financieros</strong>

Un error típico es tratar de usar una sola estrategia de inversión para cumplir con todos los objetivos financieros

Cuando se trata de invertir, uno de los errores más comunes es no alinear las estrategias de inversión con las necesidades financieras personales. Muchos inversionistas a menudo inician su camino en el mundo financiero sin definir claramente sus objetivos a corto y largo plazo, lo cual puede llevar a decisiones poco óptimas y a una gestión del riesgo inadecuada.

La importancia de alinear necesidades con inversiones

El primer paso antes de invertir debería ser siempre definir claramente el objetivo de dicha inversión. ¿Estás ahorrando para un objetivo a corto plazo, como comprar una casa o financiar una educación, o estás construyendo un fondo para tu jubilación? La respuesta a esta pregunta determinará las herramientas y estrategias de inversión más adecuadas para ti.

Errores comunes al no separar los objetivos de inversión

Un error típico es tratar de usar una sola estrategia de inversión para cumplir con todos los objetivos financieros. Esto a menudo resulta en un desbalance donde activos más volátiles son utilizados para necesidades a corto plazo, llevando a potenciales problemas de liquidez o a la necesidad de vender en un momento inoportuno, justo cuando el mercado está a la baja. 

Este video te puede interesar

Como bien dijo Warren Buffet, “En el corto plazo, el mercado es una máquina de votar pero en el largo plazo, es una máquina de pesar.” Esto resalta la volatilidad y la imprevisibilidad del mercado en el corto plazo, contrastando con la estabilidad relativa y previsibilidad a largo plazo, basada en el verdadero valor de los activos.

Tipos de inversiones según el plazo

Para necesidades a corto plazo, productos como los CETES (Certificados de la Tesorería de la Federación) o bonos de muy corto plazo de empresas solidas en México son ideales. Estos ofrecen liquidez y seguridad, elementos cruciales cuando se sabe que se necesitará acceso al dinero en un período corto y definitivo. Los CETES ofrecen retornos garantizados y son prácticamente libres de riesgo, al ser respaldados por el gobierno mexicano.

En contraste, para objetivos a largo plazo, como la jubilación, una cartera 100% diversificada globalmente de acciones puede ser más adecuada. A largo plazo, el mercado de acciones tiende a ofrecer un retorno significativamente más alto que las inversiones más conservadoras. La diversificación global ayuda a mitigar los riesgos asociados a la volatilidad de mercados específicos y sectores, maximizando el potencial de crecimiento a través de diferentes economías y ciclos de mercado.

División de ahorros entre inversiones a corto y largo plazo

Determinar cómo dividir los ahorros entre objetivos a corto y largo plazo es clave. Una técnica efectiva es la “clasificación por cubos”, donde los fondos se asignan en diferentes “cubos” o cuentas basadas en cuándo se necesitarán. Fondos para objetivos a corto plazo deberían estar en inversiones seguras y líquidas como los CETES, mientras que el dinero que no se necesitará durante décadas puede estar expuesto a una mayor volatilidad, pero también a mayor potencial de crecimiento en el mercado de acciones.

Consideraciones finales

Invertir con una estrategia bien definida que alinee tus inversiones con tus necesidades financieras no solo optimiza tus retornos sino que también minimiza tus riesgos. Cada inversionista deberá evaluar su propia situación financiera, su tolerancia al riesgo y sus objetivos a largo plazo para estructurar un portafolio que realmente responda a sus expectativas y necesidades.

Al final, la clave está en no dejar que las emociones dicten nuestras decisiones de inversión, sino más bien enfocarnos en estrategias bien fundamentadas y alineadas con nuestros objetivos a largo plazo. De esta manera, podemos asegurarnos de que nuestras inversiones no solo crezcan, sino que también estén protegidas contra las fluctuaciones del mercado a corto plazo.

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Claudia Contreras, una mujer tenaz y con liderazgo

Descarga gratis

Notas relacionadas