Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Vacaciones: causas y los efectos

Por: Mundo Ejecutivo 29 septiembre 2022
Compartir
Vacaciones: causas y los efectos

Luego de 50 años sin modificaciones a la Ley Federal del Trabajo los días para vacacionar podrían sufrir un incremento significativo entre quienes cuentan con un empleo formal.

Luego de 50 años sin modificaciones a la Ley Federal del Trabajo los días para vacacionar podrían sufrir un incremento significativo entre quienes cuentan con un empleo formal. La propuesta que fue introducida por la senadora Bertha Alicia Caraveo de Morena, ya fue aprobada por votación unánime en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado; faltaría el visto bueno de la Comisión de Estudios Legislativos para que finalmente se pudiera discutir en el pleno.

La propuesta que a primera vista suena poco más que justa, mueve a la reflexión sobre la dicotomía entre producción y tiempo de descanso, un conflicto exhibido hace ya muchas décadas atrás entre empleadores y sindicatos.

Vamos por partes: la productividad laboral, de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, se define como el volumen total de producción (medido en términos de PIB) producido por unidad de trabajo (medido en términos de número de personas empleadas u horas trabajadas), durante un periodo de referencia temporal determinado. De acuerdo a las cifras de la propia Organización, en materia de productividad nuestro país ocupa el lugar 79 de entre 185, un sitio mediocre que nos coloca por debajo de naciones como Bosnia-Herzegovina, Gabón o República Dominicana y es que en México se trabaja mucho, pero se trabaja mal, tenemos una competitividad extremadamente baja. De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de entre sus miembros los mexicanos somos quienes contamos con las jornadas laborales más extensas, pero en contraste nuestro país tiene el PIB por hora más bajo.

Este video te puede interesar

En su termómetro laboral OCC Mundial apunta a una de las razones principales: la mala organización. Ésta, es la responsable de que las personas tengan que trabajar horas extras, trabajo que usualmente no es remunerado y que en cambio puede generar estrés, síndrome de burnout además de tener impactos en la convivencia familiar.

Soluciones se han ofrecido muchas, de entre ellas, destaca la propuesta del empresario Carlos Slim quien ha manifestado en diferentes ocasiones que el problema de la productividad podría resolverse cambiando el paradigma en materia laboral, supliendo las jornadas de 8 horas cinco días a la semana, por jornadas de 11 horas, pero solo tres veces a la semana con una jubilación a los 75 años.

Volviendo al tema de las vacaciones pagadas, nuestro país es una de las economías con los tiempos de descanso más cortos, al nivel de naciones como Brunei, Nigeria, China y Uganda, en ese sentido el más castigado de América Latina de acuerdo a un análisis del Centro Global de Análisis de Políticas Públicas. Hoy en México un trabajador con un año de servicio tiene derecho a seis días libres, la propuesta es que se duplique este periodo y que se incremente dos días cada año hasta completar los catorce días. Es bueno tener días libres, pero tal vez también harían bien los legisladores en sumergirse más en las causas y los efectos.

Certificación de origen en México

¿Qué tienen en común el tequila, el arroz del estado de Morelos y las cajas de Olinalá, Guerrero? Que las tres tienen la llamada Denominación de Origen. Se trata de la garantía de la calidad de un producto por su origen en cierta región, así como las características geográficas propias y específicas, así como el know how de sus productores para su elaboración. Esto le brinda una protección legal a sus productores contra imitaciones o apropiaciones de marca, dándole un valor agregado al producto, reconocimiento comercial y contribuyendo al desarrollo económico de la región e incluso del país.

En México, la Denominación de Origen se gestiona ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Para ello se requiere justificar antecedentes históricos y explicar qué hace especial su proceso de producción. Suena fácil, pero no lo es. El sistema de registro internacional de denominaciones de origen, adoptado en 1958, está regulado por el Arreglo de Lisboa, cuyos términos obligan a los países miembro a proteger en su territorio la denominación de origen de los productos reconocidos e inscritos en el registro por la Oficina Internacional de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

México cuenta con 18 denominaciones de origen registradas a nivel internacional, de los cuales seis son licores: el tequila y el mezcal fueron los primeros; otros destilados como bacanora, charanda, sotol y raicilla; artesanías como las cajas de Olinalá, la talavera de Puebla y Tlaxcala, el ámbar de Chiapas. Productos como el mango Ataulfo, vainilla de Papantla, chile habanero de la península de Yucatán, arroz del estado de Morelos, cacao Grijalva, chile de árbol de Yahualica; café de Veracruz, Chiapas y Pluma (región de Oaxaca), respectivamente.

De acuerdo con la doctora Jessica Tolentino Martínez, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, las denominaciones de origen en México no funcionan como deberían, pues la mayor parte se ha otorgado por acuerdos políticos y empresariales, con la finalidad de acaparar mercados, dejando fuera de los beneficios a los pequeños productores, aun algunos de ellos sin conocimiento de que sus productos tienen denominación de origen ni para qué sirve. Tampoco existe un consejo regulador que verifique el cumplimiento de la norma aplicable.

Por ello, la investigadora sugiere alternativas como la marca colectiva, y que también otorga el IMPI, la cual es propiedad de una organización o cooperativa, y quienes pueden utilizarla bajo ciertas condiciones establecidas por la organización; o la certificación de productos por sus procesos de elaboración, como las certificaciones orgánicas, las cuales se tramitan ante la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

Descargable

No te pierdas nuestro especial: ALTAGRACIA Gómez Sierra

Descarga gratis

Notas relacionadas