Cultivos urbanos, mercado que germina

0

A través de “Chula verdura”, Dulce y Andrea buscan contribuir con el desarrollo sustentable de la sociedad mexicana contemporánea

En una ciudad donde los edificios ganan espacio y luce más el gris del asfalto que el verde de los parques; pareciera cada vez más complicado, también por la inversión de tiempo, visitar mercados, donde es posible comprar frutas, verduras y especias frescas.

En eso radica la paradoja del desarrollo: tenemos trabajo pero comemos mal; casa con poca ventilación y nulo espacio para sembrar plantas; nos faltan horas en el día para dormir, descansar o realizar alguna actividad física, en resumen, nuestra calidad de vida “deja mucho que desear”.

Así nace “Chula verdura” el proyecto de Dulce Robles y Andrea Ortega, egresadas del Centro de Investigaciones de Diseño Industrial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con el cual buscan contrarrestar algunos de los problemas del hombre contemporáneo.

“Chula verdura”, cimentado en el desarrollo tecnológico de una olla de cultivo hidropónico busca ser herramienta de sembradío y plataforma digital de asesoría para quienes están interesados en generar su propia hortaliza de vegetales, ya sea para consumo propio o comercialización a pequeña escala.

Sin importar si el espacio es limitado, si es en un departamento, azotea, terraza o patio, “Mol, cultivos para la ciudad”, es la posibilidad de tener un pequeño huerto casero con jitomates, lechuga, cilantro y otras hierbas básicas.

Por su diseño, carácter innovador y contribución a mejorar la calidad de vida, Mol fue merecedor del Premio Innovación Sustentable 2013 impulsado por Walmart de México y Centroamérica y la Universidad Iberoamericana.

“Somos parte de una red que se retroalimenta constantemente; emprendedoras que buscan intervenir de manera favorable en la sociedad, involucrar a las audiencias en el tema de cuidado ambiental e impulsar el desarrollo de la agricultura urbana”, comenta Dulce.

Por su alto nivel de competitividad e innovación, “Chula verdura” busca beneficiar al medio ambiente, contribuir con la nutrición de las familias, enfrentar el problema de la seguridad alimentaria y reducir el impacto ambiental.

A pesar de su practicidad y relevancia, la hidropónia es una técnica con escasa popularidad, razón por la cual no es comercializada aún; acción que se prevé pueda realizarse en un plazo de tres años. Nos encantaría ver en los estantes de las tiendas nuestra olla hidropónica y con ello, que cualquiera tuviera a la mano, la posibilidad de “desarrollar sus propios espacios verdes en la ciudad.”

REDES SOCIALES

@ChulaVerdura
Facebook
Flickr: