¿El café que bebes es el mejor?

0

Para el mexicano beber café es un tema de cultura; tenemos el cultivo y la pasión, sin embargo, aún no superamos la barrera de la bebida “comodity”

Para el mexicano beber café es un tema de cultura; tenemos el cultivo y la pasión, sin embargo, aún no superamos la barrera de la bebida “comodity”. De acuerdo con Giovanna García, colaboradora de “Cucurucho”, una barra de café que cada vez adquiere mayor popularidad, la reciente oleada se debe a que, poco a poco el comensal demanda más calidad, buen servicio y un trato íntimo debido a su gusto refinado y mayor conocimiento.

En “Cucurucho” buscamos que el café sea “toda una experiencia para nuestros comensales”; la idea es que cada que vienen a beber con nosotros se vayan con la sensación de una grata experiencia. En ese sentido seguir las cuatro “M” es fundamental.

Las cuatro “M”: Mezcla, Molido, Máquina y Mano, son adaptables, “aunque no tanto”, dice Giovanna. Definirán nuestra taza de café y gracias a ellas, esta será o no, grata al gusto.

  1. Mezcla. Con aroma, cuerpo y color perfectos para la bebida.
  2. Molido. Determina el uso del café en la máquina y es uno de los valores más difíciles de ajustar.
  3. Máquina. Limpieza, calidad y alta tecnología.
  4. Mano. Es la variable más complicada debido a que todo lo humano es perfectible. Manipular mal el café, apretarlo en exceso o ajustar mal la temperatura, puede echar a perder una buena mezcla. La mano está en todas las variables de una forma directa o indirecta.