Estos son los pros y contras del trabajo remoto

0

Las empresas y los empleados citan tanto ventajas como desventajas de implementar la modalidad de trabajo remoto en su día a día

La modalidad de trabajo remoto es cada vez más implementada por las empresas. Algunas compañías del grupo Fortune 500, como Procter & Gamble, IBM, Accenture y AT&T, han eliminado parcial o totalmente las oficinas tradicionales.

Asimismo, cabe destacar que actualmente hasta el 10% de la fuerza laboral trabaja desde larga distancia, lo que indica un crecimiento de más del triple respecto a lo que acontecía en el 2000; además, las compañías cada vez dependen más de los profesionales freelances.

Durante la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19) varias empresas se vieron obligadas a implementar el home office para continuar operando y se espera que en los próximos años esta modalidad como una respuesta a la globalización continua del trabajo, las demandas cada vez mayores de los clientes, y el costo y el tiempo de los desplazamientos.

Ante esta tendencia, la firma MIT Sloan Management Review México presentó el artículo Configurar el trabajo remoto para prosperar, en donde comparte cuáles son algunos de los pro y contras que trae consigo la implementación del trabajo remoto.

Trabajo remoto vs trabajo tradicional

El trabajo tradicional se basa en vincular el tiempo de un empleado con las tareas y la ubicación del lugar de trabajo. Se estructura en torno a los empleados reunidos en una instalación central, lo que permite a los jefes coordinar actividades y avanzar en la comunicación interna. El formato de trabajo tradicional permite compartir experiencias sociales, coordinación interpersonal, modelar comportamientos laborales, dar y buscar consejos.

El trabajo virtual, por el contrario, se refiere a la configuración del empleo fuera del ambiente tradicional de la oficina. Los avances tecnológicos, como la mensajería instantánea y las redes sociales, permiten a las corporaciones superar algunas de las diferencias, ofreciendo algunas alternativas a las interacciones cara a cara.

Tanto las empresas como los trabajadores toman la implementación del trabajo remoto de diferente manera, por un lado los empleados valoran gastar menos tiempo y dinero viajando, tener más flexibilidad y autonomía en sus trabajos y estar más disponibles para hacer frente a las responsabilidades familiares. Esto, a menudo, se traduce en una mayor satisfacción laboral, menor ausentismo y mayor retención de empleados. Para las empresas, los beneficios incluyen mayor productividad, mejor servicio al cliente y menores costos inmobiliarios.

En contraparte, también existen algunas dificultades como el aislamiento en el lugar de trabajo y la sensación de que las oportunidades de ascenso son más limitadas. Las empresas que intentan administrar empleados remotos citan una pérdida de sinergia organizacional, una mayor preocupación por la seguridad de los datos y una pérdida de control de la administración sobre los empleados a distancia.

►TE PUEDE INTERESAR►5 TIPS PARA HACER UN HOME OFFICE EFICIENTE