Desempleado a los 40, ¿qué hacer?

0

Lamentablemente en México, la edad es una causa de estancamiento laboral, si te encuentras en esta situación a continuación te damos algunos tips para conseguir empleo

Lamentablemente en México, la edad es una causa de estancamiento laboral, si te encuentras en esta situación a continuación te damos algunos tips para conseguir empleo

REDACCIÓN

Hoy en día, son cada vez más las exigencias que un puesto de trabajo requiere: mayores competencias, habilidades, conocimientos y una suficiente experiencia. Lamentablemente la edad se convirtió en un límite para conseguir trabajo y tal parece que el mundo conspira en contra de aquellas personas que ya pasan de los 40.

Según la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, en lo que va del año han sido 15,646 el número de trabajadores entre 31-40 años atendidos con alguna inconformidad laboral, entre ellas el desempleo. Como cifra importante, el número se eleva a 51,964 entre trabajadores con un rango de entre 41 y 59 años de edad, es decir, una diferencia de 36,318 personas que ha ido en aumento.

Lo anterior confirma que México, entre otros países, se encuentra viviendo un estancamiento laboral provocado por los estereotipos formados alrededor del concepto “edad”. La pérdida de empleo resulta a cualquier rango de la misma, una etapa difícil de superar, pero si a eso sumamos que a los 40´s o más ya existen responsabilidades en forma como es el tener una familia, la frustración se eleva.

Con esta revolución, vinieron reclutadores e integrantes de recursos humanos con instrucciones directivas muy específicas: Contrata al más apto y más flexible, hablando del 90% de ofertas de trabajo en todo México, que engloban el trabajo operativo; la opción predilecta en cuestión, resultó en seleccionar de entrada a aquellas menores a 30 años de edad.

Para ello, OCC Mundial te ofrece los siguientes consejos:

    Primero tú, luego tú.- Olvida lo pasado, enfócate en el futuro. Siéntate y reflexiona, si es que ya pasaste por varias entrevistas, ¿Qué es lo que has notado que tienen todas en común? ¿Consideras que has cometido errores en ellas? ¿Qué es lo que crees que te hace falta o te “sobra”?, Las entrevistas a las que has asistido, ¿Realmente se identifican con tus objetivos y metas profesionales?

•    Es momento de poner todo en una balanza– Fija adecuadamente tus expectativas y comienza el proceso de búsqueda en todas las bolsas de trabajo online que requieras sin demeritar tus facultades, experiencia ni edad. Lo más importante es que estés consciente de tu gran valor y lo vendas acorde, sin pedir una fortuna y mostrar la flexibilidad que la organización necesita.

•    Concluye tu formación académica con los respaldos respectivos.– Tanto por superación, satisfacción personal, como profesional, ya que, los mayores de 40-45 años con un cierto nivel de estudios resultan más viables para los reclutadores en la búsqueda de trabajo al acreditar una preparación adecuada y dirigida al perfil buscado.

•    Apóyate en las redes sociales.– Una gran herramienta para detectar nuevas oportunidades laborales, al igual que darte a conocer ante reclutadores. Linkedin puede ser un gran canal para encontrar grupos profesionales para mayores, los cuales te servirán de apoyo, orientación e incluso como medio de reclutamiento, aprovecha todos los canales disponibles.

    Actualiza tu currículum.- Elabora una lista minuciosa con aquellas habilidades, talentos, conocimientos y áreas de experiencia que consideras son un fuerte para destacar en tu presentación laboral. Toma en cuenta las situaciones de relevancia que has vivido en trabajos anteriores de las cuales hayas obtenido resultados que remarcar.

•    Esfuérzate.- Demuéstrale al reclutador que los objetivos planteados pueden ser cumplidos gracias no sólo a tu experiencia previa, sino a tu gran “adaptabilidad al cambio”, ya que es un criterio en el que un gran porcentaje de reclutadores se basan para negar un puesto a una persona de cierta edad.

•    Mantente abierto a nuevos campos.- El actualizarte, al igual que abrirte a nuevas áreas de trabajo puede ser un gran punto a tu favor, sobre todo de aquellas que jamás pensaste que adquirirías, si cuentas con ahorros, puede ser la oportunidad de oro para hacer aquello que tanto deseas.

•    Tu imagen es tu carta de presentación.- Aunque no lo es todo, sí resulta un aspecto a considerar en la decisión del reclutador. Cada empresa desarrolla sus propias políticas, sin embargo en cuanto a la vestimenta, todas se rigen por igual. •    Cuida tus posturas.- el cuerpo habla más que 1,000 palabras, ademanes e incluso el lenguaje que utilizas resulta ser clave para el entrevistador, quien se encuentra pendiente de aquellos movimientos que puedan ayudarlo a descifrar más sobre tu personalidad.

En Twitter: @MundoEjecutivo