¿Cómo los correos electrónicos contaminan el aire?

0

Ante la contaminación que los correos electrónicos puede crear en el aire, países como Francia han tomado cartas en el asunto

Ante la reciente situación que vivimos en el Valle de México en cuestión de mala calidad en el aire, el grupo especializado en espacios de trabajo, International Workplace Group (IWG), destaca que incluso los correos electrónicos de los que tanto dependemospueden ser fuente de contaminación.

En 2017, por ejemplo, el departamento encargado de regular la energía en Francia solicitó a las empresas que redujeran el correo electrónico para ahorrar energía. Existe una infraestructura completa detrás de cada email, que incluye no solo la electricidad utilizada en cada envío, sino también la energía para almacenar y transmitir información a través de servidores.

De acuerdo con diversos estudios, se envían casi 2.4 millones de correos electrónicos cada segundo y se envían unos 74 billones de correos por año, suponiendo que todos los correos electrónicos emiten la estimación más baja (0.3 gramos de CO2 cada uno), el total de CO2 generado en todo el mundo por los correos electrónicos sería de 22 millones de toneladas métricas de CO2 por año.

¿Cómo ayudar a esta situación?

Mónica Sansores, vicepresidente de IWG México, asevera:

“Todos tenemos que poner de nuestra parte para reducir las emisiones de carbono y obtener una buena calidad de aire”.

Asegura que en IWG se enfocan en reducir el consumo de agua y eficiencia energética. “Evitamos el uso de botellas PET e impulsamos la movilidad sustentable, de manera que se obtenga un impacto positivo en nuestros miembros, la sociedad en general y el medio ambiente.”.

Ya que resulta poco probable que se dejen de enviar correos electrónicos, al ser parte vital de diversos empleos, IWG sugiere reciclar, ya sea papel, vidrio, plástico o residuos de alimentos, es bueno pensar a dónde debe ir después de que haya cumplido su propósito.

También sugieren no consumir energía eléctrica cuando no es necesaria, ver que toda la comida en el refrigerador de la oficina se consuma antes de caducar, y concientizar el uso de la impresora, y sólo usarla si es totalmente necesario.