Ranking Mensual

Hablar en estos días sobre el papel que juega la mujer en la sociedad saldría sobrando, pues podemos observar claramente que hoy día la mujer tiene una figura fundamental en la sociedad y en la economía de México. Actualmente en el país, hay cada día más diputadas, senadoras, gobernadoras, secretarias de gobernación, del trabajo o cultura, además, claro, de directoras generales o CEO.

Metodología

Para realizar este ranking, nos dimos a la tarea de analizar las 144 empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores, para checar una por una dentro de su estructura orgánica el número total de consejeras con las que cuentan. Se pusieron a todas las Consejeras que se encontraron, en los informes anuales revisados, de 2018 y 2017.

El proceso de innovación no es exclusivo de la tecnología sino que está presente en todos los sectores debido a consumidores que esperan ser sorprendidos con nuevos productos y servicios y que, de no obtener la máxima satisfacción, no esconden su decepción.  La función Smart Compose está basada en la inteligencia artificial (AI) desarrollada por la empresa mediante el aprendizaje automático del usuario (ML), junto con miles de millones de ejemplos y procesamientos de datos, es decir, Google sabe lo que va a decir el usuario antes de que él mismo lo sepa.

Metodología

Determinar qué empresas pue- den considerarse más innovado- ras nos llevó a varios cuestionamientos. El primero de carácter metodológico, ya que como se expuso anteriormente, el proceso innovador incluye una amplia gama de factores que, combinados, conducen a él y en consecuencia a la creación de valor para la empresa.

A pesar de las circunstancias propias de la economía nacional e internacional, la banca en México sigue creciendo, el sector sigue en el sendero del desarrollo, puesto que al cierre de 2019 alcanzó una cifra de 55 mil millones de dólares en ingresos to- tales, es decir, alrededor de 9 mil millones de pesos más que en 2018, lo cual representa un crecimiento del 20% con respecto al año <<. Además, la ganancia neta creció 16.45% en el mismo periodo, lo cual habla de la salud financiera del sistema bancario.

Metodología

Se hizo la conversión de los estados financieros anali- zados a millones de dólares. En el caso del estado de resul- tados, se tomó el tipo de cambio promedio anual de 19.26 pesos por dólar, mientras que para el balance general se utilizó el registrado al cierre de diciembre de 2019, 18.87 pesos por dólar. Éstos tipos de cambio se tomaron de los publicados del 1 de enero del 2019 al 31 de diciembre del 2019 emitidos por el Diario Oficial de la Federación.

La innovación la podemos entender como el proceso mediante el cual la empresa trabaja consistentemente en la búsqueda de lo que aún no existe. Por ello, se hace fundamental saber qué quieren los clientes y, por tanto, debemos entender la vanguardia tecnológica, como la aplicación de ese proceso a un producto y servicio ofrecido en el mercado. Ésta es la que abre un mundo de posibili- dades para las empresas, pero esa apertura también trae consigo una mayor competencia en el mundo empresarial. Sin embargo, las firmas que se han subido a esta ola tecnológica.

Metodología

Una ranking global y uno local, sólo consideramos las empresas de los >>s sectores:

• Comercio Web.
• Electrónica.
• Software y datos.
• Telecomunicaciones.
• Vehículos.
• Autopartes.
• Otros (que contienen alta concentración sus procesos de producción de tecnología).

Es un momento histórico, a pesar de los avances científicos, tecnológicos y sociales, hoy la humanidad se enfrenta a la realidad de su vulnerabilidad. Un virus, el Covid-19, ha cambiado el mundo por completo. Ni la Economía, como ciencia que se ha anticipado al manejo de diversas crisis, pudo prevenir un escenario para enfrentar una pandemia, mantener y rescatar empleos.

Metodologia

En este análisis se contempló la variación de la acción como el principal factor para poder determinar qué empresas han ganado y perdido, puesto que esto es el reflejo del mercado. Se monitorearon siete fechas para determinar el precio de la acción:

1. 06 de abril de 2020.
2. 13 de marzo de 2020.
3. 06 de marzo de 2020.
4. 28 de febrero de 2020.
5. 21 de febrero de 2020.
6. 14 de febrero de 2020.
7. 13 de enero de 2020.

Asimismo, se tomó el precio de la acción en moneda local y se midieron las variaciones porcentuales con respecto al dato base, correspondiente al 6 de abril de 2020. La información financiera fue medida en millones de dólares y es al cierre del 2019 anualizada. El principal factor de rankeo fue el crecimiento de la acción medido del 6 de marzo al 6 de abril de 2020.

Ante la eventual crisis económica global producida por la pandemia de Covid-19, existen predicciones de hasta dónde puede caer la economía nacional: el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha estimado en los últimos meses que va desde un menos 3% a menos 6%, mientras que analistas concuerdan que puede caer desde un menos 6% hasta un menos 9%. Esto, de acuerdo con analistas especializados, podría derivar en la pérdida de un millón de empleos en el país. En este sentido Gabriela Ramos, directora de la OCDE en México, comenta: “Tenemos cerca del 30% de las economías de la OCDE en paro, hemos calculado que por cada mes que se encuentren paralizadas las principales economías, se perderán dos puntos porcentuales, con cuatro meses tendríamos 8%”. De acuerdo con cifras oficiales, seis de cada 10 mexicanos están considerados en economía informal por autoempleo y el país ha tenido una parálisis total en sectores como el turismo, aeronáutico y transporte. Por lo tanto, nuestros analistas se dieron a la tarea de crear un modelo para determinar la cantidad de empleos que se podrían perder por cada una de las 32 entidades y así estimamos 1 millón 67 mil empleos.

Determinar cuáles estados se pueden ver más afectadas es fundamental para tener una visión de crecimiento sostenible a largo plazo, razón por la que en Mundo Ejecutivo nos dimos a la tarea de analizar las variables que a continuación se enlistan:

1. Las medidas tomadas por el gobierno estatal fueron cuantificables cada una en cuatro rubros: medidas sanitarias, no solamente las emitidas para todo el país, sino las que cada una de las entidades tomo al respecto; medidas fiscales; apoyos sociales; y subsidios. De todas ellas, se intentó medir el impacto que tendrían en la economía mediante un índice, en donde 100 era la máxima puntuación. Se le asignó un 30% en el ponderador.
2. Número de personas contagiadas Covid-19 confirmadas por el Gobierno Federal, hasta el pasado 27 de abril. A este rubro se le asigno un 20%, aunado a ello se determinó, el nivel de parálisis de la economía.
3. índice de desempleo de la economía, al que se le asignó un 10%, este se tomó del último trimestre registrado y emitido por el INEGI.
4. Desempleo estimado por estado, al que se le asignó el 30%, ya que sabemos que una de las repercusiones lamentables de la parálisis de la economía es el despido del personal. En este sentido, entre mayor parálisis de la economía, mayor desempleo.
5. La fortaleza económica de cada una de las entidades con el 10%, ya que mientras mayor porcentaje del PIB se aporta al combate de la pandemia, repercutirá en mayor medida al estado y la nación. Aquí se distinguieron tres tipos de estados:

a) Estrella completa: 4 estados aportan 40% del PIB y son los >>s: Jalisco Nuevo León Estado de México Ciudad de México

b) Media Estrella: aportan 40% del PIB y son 14 entidades las cuales son las >>s:
Campeche
San Luis Potosí
Querétaro
Chihuahua
Tamaulipas
Michoacán
Sonora
Veracruz
Tabasco
Coahuila
Guanajuato
Puebla
Sinaloa
Baja California

c) Estrella vacía: aportan el resto del PIB y son los 14 estados >>s:
Colima
Durango
Zacatecas
Chiapas
Tlaxcala
Nayarit
Oaxaca
Morelos
Aguascalientes
Hidalgo
Guerrero
Yucatán
Baja California Sur
Quintana Roo

Con toda esta información, se pudo estimar, la cantidad de empleos que se podrían perder, por entidad, y qué tanto se puede ver afectado el estado.

Asimismo, se tomó el precio de la acción en moneda local y se midieron las variaciones porcentuales con respecto al dato base, correspondiente al 6 de abril de 2020. La información financiera fue medida en millones de dólares y es al cierre del 2019 anualizada. El principal factor de rankeo fue el crecimiento de la acción medido del 6 de marzo al 6 de abril de 2020.

En el contexto de la pandemia, se estima que del total de las 4.5 millones de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs) que generan 10 millones de empleos formales, podrán cerrar alrededor de 250 mil

Raúl Olmedo Gutiérrez

La pandemia de Covid-19, además de la emergencia sanitaria y las muertes, ha traído implicaciones a la economía y, por supuesto, la afectación a las empresas. Haciendo una analogía con la enfermedad que afecta a las personas más vulnerables, el virus también afecta las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs), las más endebles.

De acuerdo con algunas estimaciones, del total de las 4.5 millones de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs) que generan 10 millones de empleos formales, alrededor de los 250 mil cierres de PyMEs se podrían dar en el contexto del coronavirus. Además de los empleos que se perderían, los microempresarios sentirían los efectos en carne propia, si ya era difícil sostener el flujo de efectivo para seguir en operación, ahora muchos se están debatiendo entre seguir en actividad y la quiebra.

Esta situación llevó a muchos negocios a reinventarse, los empresarios tuvieron que hacer los cambios necesarios para seguir operando. Mario Martínez, director general de Alpha Omega Bilingual School, colegio fundado en 1977, comenta cómo les afecto esta situación:

“La afectación fue positiva puesto que nos obligó a tecnificarnos a todos los niveles en todas las áreas, tanto académicas como administrativas, aunque las negativas vinieron mediante el flujo, ya que el colegio tuvo que ser empático con las familias y dar promociones o financiamiento que no estaba planificado en el business plan original y que afectaron de manera significativa en el flujo de caja y por con>> en las utilidades.” Por su parte, Ricardo Hernández, socio fundador de Dabsys, relata cómo su empresa afronta dicha situación: “Tuvimos mucho trabajo por realizar, desde entender cómo operar bajo estos protocolos de protección. Sí fueron unos primeros días inciertos, pero en la segunda semana comenzamos a operar de forma eficiente los compromisos que teníamos y gracias a los clientes entendimos que en esta etapa de maduración sería difícil arrancar nuevos proyectos para nuestro sector.

“Sin embargo, gracias a los esfuerzos de nuestro equipo comercial y de marketing logramos hacer campañas de conscientización de cómo la transformación digital ayudaba a no parar el negocio y gracias a estas iniciativas pudimos llegar a nuevos clientes, aunque reitero que si tuvimos mermas en la adquisición nuevos clientes en la continuidad de proyectos y en flujo de efectivo”.

El Gobierno Federal ha intentado palear esta situación con microcréditos, el Banco de México dio a conocer medidas de apoyo al sistema financiero por 750 mil millones de pesos, de los cuales 250 mil millones de pesos van a las PyMEs, aunado a otro programa por 100 mil millones de pesos para dar facilidad a financiamiento a este sector. Ante el contexto económico complicado, Daniel Espinosa, socio fundador de Debasys, comenta: “Esperemos que las cadenas productivas puedan generar la economía necesaria para reactivar al país, no cabe duda que necesitamos flujo de efectivo que perdimos durante estos meses y que se requieren programas de activación económica, sobre todo para PyMEs, que es la que más pierde y necesita mecanismo de apoyo financiero menos caro que la banca tradicional. “En temas operativos, no podemos pensar que regresamos sin tomar en cuenta lo vivido, las cadenas productivas tienen que seguir aprovechando la tecnología para conectar negocios a distancia y madurar como empresarios para ofertar nuestros productos”.

El mundo vive una nueva realidad, propia de la pandemia y propia de la evolución de la especie: las que se adaptan mejor a su entorno, sobreviven. Las empresas que se adapten más rápido son las que sobrevivirán. Mientras tanto, apoyemos a la economía mexicana, comprando los productos y servicios de los microempresarios mexicanos.

Metodología La forma en que se miden las PyMEs es por su tamaño y por el sector en el que están ubicadas. Por ello, nuestra forma de rankear fue la >>: 1. (50%) El número de empleados. Este indicador nos da la magnitud del tamaño de la empresa a mayor número de empleados, es un indicativo del crecimiento de la misma y el grado de madurez que tiene en la economía. 2. (50%) El tiempo de fundación. Debido a que el 80% de las PyMEs tienen una vida promedio de dos años, este factor se convierte en fundamental. Por ello, debemos contemplar el factor tiempo.