Digitalización de créditos, alternativa influyente y flexible

0

Con la llegada de la tecnología, el sector financiero y sus usuarios se han beneficiado, de esto nos habla Jonathan Samina, director de Mercado Crédito

Jonathan Sarmina
Director de Mercado Crédito, México

La banca en México ha experimentado varios cambios a lo largo de los años, entre ellos el acceso a créditos y financiamiento. Con la llegada de la tecnología, el sector financiero y sus usuarios se han beneficiado.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera de 2018, cerca de 41.8 millones de adultos no cuentan con una cuenta bancaria, lo que representa 53% de la población. En cuanto a créditos, tan sólo el 31% de los adultos mexicanos cuenta con acceso a uno formal.

Este panorama manifiesta la necesidad de generar alternativas para sectores de la población que no cuentan con acceso a los servicios financieros tradicionales. Gracias a la aceleración de la tecnología y las fintech, se ha promovido la llamada “democratización del dinero”.

Precisamente, parte del campo de acción de las fintech  es ofrecer financiamiento a personas que usualmente no son candidatos a créditos en la banca tradicional.

Importancia del marketplace lending

Un ejemplo de esto es el “marketplace lending“, un modelo en donde las plataformas de comercio en línea ofrecen a sus usuarios la posibilidad de solicitar préstamos en línea, tras haber realizado un análisis de sus ventas o compras, su perfil y comportamiento en línea.

Estos sitios utilizan algoritmos para identificar el riesgo crediticio de los prestatarios y optimizar las tasas de crédito para poder ofrecerles un producto personalizado, más acorde a sus características y necesidades.

El sector financiero está en constante transformación y, tanto prestatarios como financiadores, buscan reducir los riesgos; a fin de alcanzar esta meta  es necesaria la provisión de alternativas de productos y servicios financieros a través de canales digitales.

Para avanzar realmente en la democratización del dinero, todos deberán trabajar en conjunto para identificar el tipo de usuario al que quieren llegar, ya sean emprendedores o grandes empresas y así diseñar soluciones que se ajusten a sus requerimientos y responder con velocidad a los cambios.