Ver ediciones digitales
Compartir

Actualidad

Industria del mezcal en Puebla no puede detenerse

Por: Omar Aguilar 29 Oct 2020

El mezcal está salvando a los campesinos de la Sierra Negra de Puebla ante la crisis económica por la pandemia: indica el empresario Camerino Montalvo. […]


Industria del mezcal en Puebla no puede detenerse
PUBLICIDAD

El mezcal está salvando a los campesinos de la Sierra Negra de Puebla ante la crisis económica por la pandemia: indica el empresario Camerino Montalvo.

Durante la pandemia se han perdido miles de fuentes de empleo, sin embargo, la producción del mezcal desde hace 5 años ha permitido mejorar las condiciones de vida en algunos lugares, como Coxcatlán, ubicado en la Sierra Negra de Puebla.

La Cámara de la Industria del Mezcal indicó que tan sólo en Oaxaca se han reportado pérdidas en el sector superiores a los 150 millones de pesos, de las cuales 26 millones de dólares corresponden a exportaciones canceladas por el cierre de las fronteras y los meses de confinamiento de la población, que han afectado brutalmente a restaurantes, comederos, bares y bodegones donde tradicionalmente se consume la bebida ancestral.

Coxtlán en el abandono

El empresario Camerino Montalvo quien apoya a campesinos y artesanos poblanos, aliados a la producción de la bebida, indicó que Coxcatlán está ubicado entre los 115 municipios poblanos, que desde 2015 fueron autorizados por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para gozar de la Denominación de Origen del Mezcal.

Dijo que ante el 39% de desempleo entre la población económicamente activa de Coxcatlán, se esta originando un alto grado de marginación, conforme a datos del Sistema Nacional de Información Municipal.

Destacó que en Coxcatlán la siembra de agave espadín, espadilla, arroqueño, madrecuixe, hocímetl o tepeztate, es una esperanza de trabajo para sus paisanos jornaleros, campesinos y artesanos. Indicó que ha cinco años se ha logrado que decenas de sus paisanos laboren en la siembra, la cosecha y la jima del mezcal.

“Jefas y jefes de familia que ahora más que nunca necesitan trabajar ante la falta de otras opciones de ingreso, por la pandemia de Covid-19 en todo el país”.

Aclaró que Coxcatlán no es la excepción a esta crisis. Incluido en una ruta de productores de mezcal, que va desde Valsequillo hasta Huehuetlán, miles de hombres y mujeres dependen de la cosecha de agaves que tardan hasta siete años en madurar, antes de estar en condiciones de ser cocidos en los tradicionales hornos de piedra, cavados en piso de tierra.

La industria no se puede detener

Indicó que es un trabajo que no se puede frenar, a pesar del paro económico por Covid que ha ocasionado que las necesidades de producción sean las más bajas en las últimas décadas, desde que el “boom” internacional de la tradicional bebida, obligó a tramitar su denominación de origen en 1994.

Camerino Montalvo, explicó que para mejor las ventas también han integrado a los artesanos de su pueblo el concepto del Mezcal Destilado de Artrijes, que fusiona la figura mítica de los Alebrijes mexicanos –de allí se desprende el nombre- al envasado y presentación de sus diversos mezcales.

Para finalizar, sostuvo que la producción del mezcal de Coxcatlán permite no sólo mejorar la economía de los campesinos, sino también colaborar con artesanos dedicados a la talla de madera, que desde los talleres montados en sus hogares, van dando forma a las imágenes del edén mexicano habitado por los animales imaginados por Frida Khalo.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?