Innovación y sustentabilidad en el sector agroalimentario
Ing. Luis Fernando Haro Encinas | Director General del Consejo Nacional Agropecuario

En el anterior articulo hablábamos del reto de alimentar al mundo y cómo la tecnología puede ser la respuesta siempre y cuando esté ligado a que la misma se desarrolle con un enfoque de sustentabilidad.

El sistema alimentario mundial enfrenta una amplia serie de retos, entre los que se incluyen asegurar el abasto de alimentos y atender la demanda ligada al crecimiento de una población con patrones de consumo cambiantes y variados; enfrentar la volatilidad de los mercados; aumentar la productividad; hacer un uso más eficiente de los recursos, y ayudar a revertir el cambio climático así como a adaptarse a sus efectos, que son cada vez más catastróficos y recurrentes; todo lo anterior, bajo una perspectiva de bienestar económico, social y ambiental.

Diversos modelos a favor del sector

En estos nuevos enfoques la innovación y la sustentabilidad se contemplan como una suma de fuerzas, en la cual la academia, los investigadores, los sectores público y privado, así como la sociedad, pueden impulsar por igual la investigación, el desarrollo y la innovación en un mecanismo mediante el cual, productos o procesos productivos, que se desarrollaron con base en nuevos conocimientos o a la combinación novedosa de conocimientos preexistentes, puedan introducirse eficazmente en la producción de alimentos.

Lo anterior, demuestra que la innovación no es sólo investigación y desarrollo, sino que también implica cambios económicos, sociales e institucionales.

En la actualidad la creciente disponibilidad de tecnologías ofrece el potencial de transformar digitalmente los sistemas alimentarios. Es así como la introducción de estas innovaciones en la producción de alimentos permite aumentar la productividad; mejorar la eficiencia en el uso de recursos naturales e insumos productivos; acelerar los ciclos de aprendizaje y ayudar en la correcta toma decisiones; facilitar la trazabilidad y certificación; propiciar la interacción de los actores y de las cadenas de valor, y mejorar las condiciones de vida y del trabajo de los trabajadores y productores y de sus familias.

Cuando hablamos de innovación en el sector, vemos conceptos de agricultura de precisión, riegos tecnificados, mejoramiento genético en plantas y animales, el uso de drones y de información satelital de donde se derivan plataformas digitales de predicciones del clima, de presencia de plagas y enfermedades, de estimaciones de cosecha en base a modelos, maquinaria operada por dispositivos GPS y de aplicaciones dirigidas de productos, fertilizantes que hace más eficiente su uso y se logran ahorros importantes en los procesos de producción, hoy estamos inmersos en el desarrollo de una agricultura inteligente, que es más productiva y sustentable.

Tecnología como un aliado

La adopción de nuevas tecnologías ofrece posibilidades reales para igualar oportunidades de desarrollo, a través del apoyo e integración de actores frecuentemente relegados por razones de ubicación territorial, aspectos culturales, educativos, etc. Además, el proceso de transformación digital ofrece oportunidades de desarrollo para los jóvenes, haciendo más atractivas las áreas rurales; contribuye al relevo generacional y, representa un factor decisivo para acelerar la incorporación de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, estos beneficios están limitados ante las amplias dificultades que enfrenta la adopción de nuevas tecnologías y prácticas sustentables por parte de los productores como la falta de confianza en la ciencia y los datos científicos que avalan los nuevos desarrollos; las limitantes económicas y técnicas para la adopción de nuevas tecnologías; la ausencia de mecanismos idóneos para transferir las tecnologías, particularmente a pequeños y medianos agricultores; el rezago educativo, y las dificultades de acceso a tecnologías de la información como el propio internet, también son ejemplo de ello.

Por lo tanto, es necesario avanzar en la adopción de tecnologías que faciliten la implementación de sistemas alimentarios sostenibles; fortalecer los servicios públicos y privados de extensión agrícola y la asistencia técnica o transferencia de tecnología, con el enfoque de sostenibilidad, e incentivar el uso de tecnologías amigables con el medio ambiente.

Necesario mirar hacia el futuro

No obstante, esto representa un gran reto ante el entorno actual en el cual los programas gubernamentales de apoyo al extensionismo y la asistencia técnica prácticamente los desmantelaron

Es necesario mirar hacia una agricultura que se base en sostenibilidad y que esto se perciba como parte de la solución. Las ineficiencias en la producción agrícola pueden solventarse mediante la integración y uso correcto de nuevas tecnologías así como las ya existentes.

En suma, es necesario migrar hacia una agricultura digital, eficiente e integral basada en la sostenibilidad y que no se defina con base en el sistema de producción convencional, en el que existan los medios que faciliten la transición hacia un nuevo sistema alimentario integrando a productores, comercializadores, gobiernos y academia para implementar tecnologías y prácticas sostenibles que valoren los consumidores

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube