El futuro de la banca es digital

La evolución digital es una constante en los diferentes sectores y la banca no es la excepción a este tema que se aceleró en 2020  

Rafael Solares
Country manager VMware México

El sector de los servicios financieros es un sector siempre en transición, impulsado por la creciente presión regulatoria, fusiones y adquisiciones. Durante años, las organizaciones de servicios financieros han estado invirtiendo fuertemente en tecnología, convirtiéndose así en un sector líder entre otras industrias por la velocidad de su viaje hacia la transformación digital. Este fue un tema común durante el evento organizado por VMware, VMware Lead Forward Executive Summit for Financial Services 2021.

El sector financiero ha demostrado estar “preparado para el futuro” con ayuda de tecnología altamente flexible y capaces de soportar sus operaciones, especialmente ahora con una fuerza laboral distribuida, probando así que están listas para el éxito sin importar los retos del mañana.

Una empresa preparada para el futuro cuenta con la base digital que respalda cualquier nube, cualquier aplicación y cualquier dispositivo, y de esta manera responder mejor al cambio, lo que garantiza así la continuidad del negocio y la resiliencia.

VMware apoya al sector financiero para acelerar su transformación digital con tecnologías de próxima generación que permiten experiencias excepcionales para los clientes, fortalecen la seguridad y mitigan los riesgos; con la agilidad y creatividad que acompañan a las nuevas oportunidades que pueden ayudar a las empresas dentro del sector a adaptarse más rápidamente a las crisis y seguir avanzando.

En servicios financieros, la experiencia del cliente lo es todo

De acuerdo con una encuesta de Forrester Consulting y encargada por VMware, casi el 90% de los ejecutivos de servicios financieros encuestados creen que al mejorar sus carteras de aplicaciones mejoraría la experiencia de sus clientes y, a su vez, aumentaría los ingresos generales.

Ante la importancia de las aplicaciones, es de esperarse que los líderes de servicios financieros prioricen la inversión en nuevos marcos de desarrollo y metodologías comprobadas para mejorar su calidad y puntualidad en la entrega. Estas aplicaciones se ejecutan en una amplia gama de dispositivos móviles, en teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras portátiles y netbooks, ofreciendo a los clientes acceso a lo que necesitan, cuando lo necesitan, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Hoy en día, la experiencia del cliente no está ligada únicamente en la experiencia general de un usuario al tratar con una institución financiera, sino que también es impulsada significativamente por la calidad de sus aplicaciones.

Espacios de trabajo flexibles y preparados para el éxito

Previo a la pandemia por el COVID-19, sólo el 8% de la fuerza laboral en instituciones financieras trabajaba regularmente de forma remota. Tras la pandemia se disparó hasta en 34%, más alto que el promedio del 27% en todas las industrias y solo superado por el sector telecomunicaciones con 36%, según el estudio de MIT Technology Review junto con VMware.

Claramente, la naturaleza del trabajo ha cambiado y las instituciones financieras han adoptado una fuerza laboral mucho más distribuida, lo que exige un enfoque moderno e integral. Poniendo especial atención a tres prioridades: la seguridad, las políticas para realizar el home office y, por último, la automatización de los flujos de trabajo para optimizar la eficiencia de los empleados financieros.

La evolución hacia una estrategia más destructiva y compleja

Según el cuarto informe Modern Bank Heists sobre amenazas de ciberseguridad en el sector financiero de VMware Carbon Black, los ataques modernos se convirtieron en una situación de rehenes. El nuevo objetivo de los atacantes es ahora secuestrar la infraestructura digital de una institución financiera y aprovechar dicha infraestructura contra los componentes de un banco.

Las organizaciones de servicios financieros preparadas para el futuro reconocen que la fuerza laboral distribuida presenta vulnerabilidades para ataques potenciales, por lo que buscan fortalecer sus modelos de seguridad con políticas de confianza cero y privilegios mínimos, así como controles en dispositivos locales, en la nube y de punto final.

►TE PUEDE INTERESAR►4 TENDENCIAS QUE DEFINIRÁN LA BANCA DIGITAL EN 2021

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube