3 claves para facilitar la declaración anual de tu negocio

Aunque la declaración anual de un negocio puede complicarse, existen algunas claves que lograrán facilitar esta tarea en las empresas 

El próximo 31 de marzo es el último día para que las personas morales realicen la declaración anual de sus impuestos, lo que también representa una buena oportunidad para que las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) tengan en orden sus finanzas, sin embargo, en muchas ocasiones esta labor se puede volver bastante complicada.

Si bien es cierto que la gran mayoría de las empresas cuentan con un contador que realice el proceso, éstos también dependen de que las Pymes tengan todos sus documentos completos y organizados. En esencia, hay dos factores que dificultan el proceso de la declaración: el 54% de estos negocios realizan sus procesos contables manualmente y el 61% no realizan un seguimiento constante de su contabilidad.

Ante este panorama, QuickBooks se dio a la tarea de compartir tres claves que pueden facilitar el proceso de la declaración anual de tu negocio.

Tener claro el resultado del cierre contable anual

Un buen balance financiero general de un negocio revela la maquinaria de las operaciones diarias de todo un año. En la declaración, es importante revisar que el cierre corresponda al año que se va a declarar. Luego, se debe incluir la relación entre las facturas por cobrar y por pagar, sin dejar de lado cualquier factura desfasada. Por último, hay que saber exactamente cuál fue la ganancia total del negocio. Lo importante es que todos los documentos reflejen consistencia en las operaciones.

Mantener la información de pagos a la mano y perfectamente ordenada

Uno de los errores más comunes al presentar la declaración es descuidar el registro de la información. La mejor manera de evitar que esto ocurra es tenerla en orden y consolidada en un solo sistema para verificar que los datos prellenados en el portal del SAT correspondan a los ejercicios mensuales declarados. Por otro lado, tener a la mano las facturas generadas permite validar los datos para hacer deducciones.

Identificar los gastos deducibles

Recibir un saldo a favor depende en gran medida de que los gastos deducibles registrados sean aplicables para el giro del negocio. Las categorías de gastos deducibles incluyen compra de mercancías, gastos relacionados con las operaciones del negocio, servicios de salud, aportaciones para el ahorro de los trabajadores o pagos de colegiaturas, ya que se consideran indispensables.

►TE PUEDE INTERESAR►REINVENTAR EL DEPARTAMENTO DE IMPUESTOS ANTE LA NUEVA REALIDAD