6 consideraciones previas a solicitar un microcrédito

Un microcrédito se presenta como una opción para que las Mipymes obtengan liquidez, sin embargo, se deben considerar ciertos puntos 

Las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) serán vitales en la reactivación económica de América Latina luego de los daños provocados por las medidas implementadas para evitar la propagación del COVID-19, pues son el sector predominante en creación de empleos y aportaciones a la economía de cada país.  

De acuerdo con datos del Consejo Empresarial de la Alianza del pacifico (CEAP), el 88.4% de las firmas de la región son microempresas, 9.6% son pequeñas y el 1.5% pertenecen a las medianas.  

Al respecto, el presidente y cofundador de la consultora Trust Corporate, James Hernández comentó:  

“Un estudio de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal) reveló que 2.7 millones de empresas se verían obligadas a cerrar debido a la pandemia, impactando de mayor manera a microempresas y pymes, los cuales tienen como principal dificultad el acceso a financiamiento. Ante este panorama, los microcréditos, es decir, los pequeños préstamos resultan ser una opción viable para subsistir sobre todo para los pequeños negocios”.  

Análisis 

Hacer una evaluación del contexto y más con la situación actual, es fundamental para objetivamente decidir si la idea de un negocio tiene o no futuro“Los proyectos deben revisarse con la cabeza y no con el corazón, evaluando efectivamente si el negocio tiene reales posibilidades de crecer y ser potencialmente exitoso. A partir de eso es más fácil definir si se necesita un préstamo o no”.   

Rentabilidad 

Antes de solicitar un microcrédito la recomendación es haber creado el negocio por lo menos con seis meses de anticipación para evaluar su rentabilidad“Independiente de que el préstamo solicitado sea pequeño, es importante estar seguros de que el negocio reporta cierto beneficio económico. De lo contrario se contraerá una deuda que será difícil de cumplir”, comenta el presidente de Trust Corporate.  

Plan estratégico 

El plan estratégico es la base y la hoja de ruta para una Mipyme naciente o existente, siendo importante realizar un diagnóstico y definir la identidad del negocio, lo que permitirá definir hacia dónde va el comercio. Cuando se tiene claro cuál es el objetivo de la empresa resulta más fácil definir el propósito para el cual se necesita el microcrédito y si es realmente la alternativa más conveniente para la empresa. 

Formas de financiación 

Explorar las alternativas de financiamiento sirve tanto para montar un negocio propio o fortalecer uno ya existente. Hoy en día gobiernos, entidades financieras, corporaciones y fintechs, están ofreciendo líneas de crédito especiales para Mipymes“El tipo de crédito debe adaptarse al tamaño y actividad de la empresa, es por esto que siempre recomendamos investigar las opciones que ofrece el mercado para así tomar la decisión correcta”, expresa Hernández. 

Capacidad de pago 

Hacer una evaluación de los ingresos, los gastos y una proyección de pago del préstamo, permite tener claridad del monto que se puede destinar al pago de deudas. “Administrar eficientemente los recursos, le permitirá destinar un buen dinero a la deuda y con ello liquidarla en un menor tiempo. También recomendamos mantener presente el plazo de pago del préstamo e ir considerando las opciones para salir más rápido de la deuda”. 

Asesoría financiera 

Ante cualquier duda o inconveniente que una Mipyme esté teniendo en cuanto a financiamiento, resulta conveniente asesorarse con expertos para que así el negocio evite cualquier inconveniente económico. 

►TE PUEDE INTERESAR►FINTECH BUSCA SUMAR A LAS MIPYMES EN LA CRISIS

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube