3 ventajas del e-commerce para las Pymes

El e-commerce permite que las Pymes puedan vender sus productos o servicios en cualquier parte del mundo

Si bien es cierto que la pandemia cambió la forma de hacer negocios, también es cierto que trajo nuevos retos y aceleró el uso de las herramientas digitales, lo cual representa una nueva oportunidad para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), mismas que han tenido que adaptar sus modelos de negocios para seguir presentes en el mercado.

De acuerdo con la segunda edición de la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE) 2020; elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía; se estima que de los 4.9 millones de micro, pequeños y medianos negocios que hay en México; un millón 10 mil 587 dejaron de operar definitivamente.

En este contexto, el director general del Centro de Competitividad de México (CCMX), Juan Carlos Ostolaza Cortés, señaló que la pandemia aceleró el proceso de digitalización en todo el mundo, lo cual representa una ventaja para las Pymes, ya que ahora tienen la posibilidad de conocer clientes y hacer negocios en nuevos mercados a través del comercio electrónico.

Oportunidad de negocio

Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en el 2020 el comercio electrónico creció 81%, lo cual representó 316 mil millones de pesos en ventas. De este modo, el comercio electrónico o e-commerce se ha convertido en  una de las herramientas digitales que representan una oportunidad de crecimiento para las Pymes, la cual les permite vender sus productos o servicios en cualquier parte del mundo.

A continuación se mencionan algunas ventajas que ofrece el comercio electrónico a las Pequeñas y Medianas Empresas.

Reducción de costos de operación. Contar con una tienda en línea, representa menores costos de inversión que operar una tienda física; además, se pueden utilizar las plataformas de Marketplace las cuales ofrecen una mayor demanda global, para poder exportar los productos a otros mercados, con una baja inversión, lo cual resulta ideal para las Pymes que no cuentan con grandes capitales.

Mayores ventas. El comercio electrónico ofrece la gran ventaja de poder vender los productos o servicios de la tienda en línea en todo momento, es decir, no se tiene que depender de horarios; de este modo el negocio siempre está abierto y los clientes pueden comprar en el momento que quieran, lo cual incrementa las ventas.

Presencia y competitividad. Al contar con una tienda en línea, las Pymes mantienen sus productos y servicios visibles y al alcance de nuevos clientes, lo cual les da competitividad no solo en los mercados locales sino también en los internacionales, ya que actualmente los consumidores buscan productos y servicios en línea y acceden a sitios web de comercio electrónico que no visitaban antes.